11 de octubre de 2018

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Así fue la economía en un minuto

El miedo a la inflación lleva a las bolsas a mínimos de febrero

El último trimestre del año ha comenzado marcado por un fuerte repunte de la volatilidad en los mercados, tanto de renta fija como de renta variable, divisas o materias primas. Las rentabilidades de los bonos americanos alcanzan niveles no vistos desde hace 7 años, Italia sigue empecinada en su objetivo de déficit y el FMI confirma que la economía mundial crecerá menos en 2019 por la amenaza comercial. Todo ello provocaba en la jornada de ayer las peores caídas en Wall Street desde febrero. Las declaraciones de Trump a última hora de ayer, criticando la política de subidas de tipos de la Fed, no han añadido más leña al fuego.

Los más castigados, los valores tecnológicos, que además sufren esta semana rebajas de valoración por parte de algunas casas de análisis. A cierre de ayer miércoles, los llamados FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google) han perdido desde sus máximos de junio un 18%.

Caídas importantes también en las bolsas europeas, donde pesa especialmente Italia. Esta semana el primer ministro Salvini ha confirmado su intención de mandar el próximo día 15 a Bruselas el objetivo de déficit anunciado del 2,4%. Desde Moodys, avisan de una posible revisión en la calificación crediticia de la deuda del país a cierre de este mes.

En España, el Ibex cierra en su peor nivel desde 2016, al perder los 9.100 puntos. Y ello pese a que, a diferencia de sus homólogos europeos, empezaba la semana con subidas gracias a la buena acogida de los inversores de la victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Bolsonaro.

La apertura en Wall Street hoy jueves, bastante menos negativa, gracias a la publicación de un IPC más bajo de lo esperado, permite, a cierre de este informe, paliar las pérdidas en Europa. No obstante, nos acercamos al 6 de noviembre y las declaraciones de Trump sobre temas comerciales van a seguir generando miedos en los inversores. En Europa, Italia y el Brexit siguen siendo asignaturas pendientes, y tampoco hay que olvidar la inflación, pues recordemos que el propio Draghi dijo hace dos semanas que la inflación europea va a empezar a repuntar a partir de noviembre. La volatilidad, por tanto, puede persistir. Sin embargo, los analistas de Deutsche Bank siguen pensando que no estamos al final de las subidas. Mañana el sector financiero empieza a publicar sus cifras de beneficios del tercer trimestre, que se esperan en general en todos los sectores muy favorables. Y pese a que el FMI ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento mundial, sigue manteniendo una cifra del 3,7% tanto para 2018 como 2019.



Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Deutsche Bank España
en Twitter

Si te ha gustado, compártelo: