18 de septiembre de 2019

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Así fue la economía en un minuto

Se aleja el fantasma del Hard Brexit 

El optimismo mostrado por los mercados la semana pasada pareció desvanecerse a comienzos de esta pero podría incluso aumentar si el flujo de noticias sigue siendo positivo. Los tres temas más candentes de la actualidad fueron fuente de inestabilidad en las primeras jornadas pero en dos de ellos parece haberse llegado a una solución, al menos temporal, y en el otro hay visos de que se seguirá avanzando.

La tregua comercial pareció en peligro después de que el Congreso americano apoyara oficialmente las protestas en Hong Kong. El gobierno chino amenazaba con represalias por medrar con su soberanía. No ayudaban tampoco algunos informes, como el publicado en Bloomberg sugiriendo que China no firmará ningún tratado hasta que no desaparezca la amenaza de los nuevos aranceles de diciembre. La nota positiva la publicó Bloomberg anunciando otro viaje de Liu He a Washington para mantener una nueva ronda de conversaciones.

En cuanto al Brexit, arduo y tortuoso camino para llegar, a última hora de ayer, a un texto común entre Johnson y Bruselas. El acuerdo difumina el miedo al Hard Brexit pero está todavía lejos de hacerse realidad. El sábado, el Parlamento británico ha de refrendar el texto y algunos de los aliados del Primer Ministro no parecen dispuestos a apoyarle en esta ocasión. El DUP norirlandés cuenta con 10 diputados y ayer declaró que la falta de claridad respecto a la recaudación del IVA y algún que otro aspecto del tema aduanero les impide apoyar el texto.

A juicio de nuestros analistas, el hecho de que el texto sea refrendado por el Parlamento no es crucial pues lo importante es el hecho de que se haya llegado a un acuerdo. Prácticamente todos los partidos con representación parecen apoyar un nuevo referéndum en el que la presencia de la opción de un Hard Brexit es muy dudosa. Si Johnson no consigue los cerca de 20 votos que parecen faltarle el escenario más probable es la convocatoria de elecciones para noviembre bien sea refrendada por el parlamento o por la dimisión del actual gabinete. La solución, a partir del sábado.

En cuanto al conflicto en el norte de Siria, la semana comenzó con la imposición de aranceles del 50% para el acero turco y la parada de las negociaciones para un pacto comercial que afectaría a 100.000 mn.$ en exportaciones turcas. Ayer un portavoz de la Casa Blanca anunció que las hostilidades en el norte de Siria habían cesado pero un senador, Graham, sigue empeñado en impulsar nuevas sanciones por los desmanes cometidos por las fuerzas turcas contra aliados de los EEUU.

En el capítulo de datos destacamos la encuesta del ZEW alemán que arrojó resultados mixtos y de signo contrario a los del último mes. La visión de la situación actual empeora más de lo esperado y mejoran ligeramente las expectativas. En EEUU, decepciones en producción industrial y ventas minoristas y ligera mejoría en las encuestas Empire y Philly FED. Pero lo más importante ha estado en China donde hemos conocido una importante batería de datos. El PIB ha crecido a un ritmo del 6%, una décima por debajo de lo esperado y el peor dato desde los 90. Para poner el dato en perspectiva hay que señalar que ese 6% del PIB actual es superior al 100% del PIB en los 90 con lo que el crecimiento sigue siendo espectacular. Buenos datos tanto de producción industrial como de ventas minoristas y fuerte aumento de la contribución del consumo al PIB sobrepasando el 60% por primera vez en la historia. Además, el portavoz de la Agencia Nacional de Estadísticas ha comentado que hay terreno para política monetaria acomodaticia y para estímulos al consumo.

En cuanto a resultados, buenas cifras las presentadas por JP Morgan, Citi y Bank of America, muy por encima del consenso y también positivas las de algunos bancos regionales como PNC, US Bancorp o BNY. Algo más flojas las de Goldman y Wells Fargo. Fuera del sector financiero muy bien Netflix, United Health y Johnson & Johnson. En Europa, fuerte castigo a ASML que no cumplió con los pronósticos.

El saldo final en las bolsas es positivo pero sigue habiendo volatilidad. La semana que viene estaremos pendientes del Brexit, tras la votación del sábado. En cuanto a datos tendremos los PMIs preliminares y asistiremos a la última reunión del BCE con Draghi como presidente.

La temporada de resultados sigue acelerando en EEUU y coge ritmo en Europa. Al otro lado del Atlántico 130 empresas harán públicas sus cuentas destacando gigantes como Microsoft, Amazon, Procter & Gamble, Boeing, 3M. Visa o Verizon. En el Viejo Continente serán 90 las empresas del Stoxx600 que salgan a la palestra incluyendo blue chips como SAP, Novartis, UBS, Daimler, BASF y ENI. En España seguimos siendo poco madrugadores y solo tendremos los de Enagás, Viscofan y Sabadell.

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Secciones financieras

Economía

Todas las noticias

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin    Youtube

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin