09 de agosto de 2019

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Así fue la economía en un minuto

Frenética semana en los mercados.

Pánico en los parqués para comenzar la semana. El yuan se devaluó hasta cruzar la barrera de los 7CHY/$ y a pesar de que el Banco Popular de China anunció que era un simple ajuste de los mercados para luchar contra el proteccionismo comercial, las reacciones no se hicieron esperar. EEUU acusó al Gobierno de Pekín de manipular su moneda e instó al FMI a incluir a China en el grupo de países con malas prácticas monetarias.

La respuesta de China fue inmediata, ordenando a sus empresas estatales la suspensión de importaciones americanas. Los mercados asiáticos se dejaron cerca de un 3%, nada comparado a Wall Street que comenzaba la sesión con caídas cercanas al 5% aunque se suavizaron al final de la jornada.

El miedo comenzó a desinflarse el martes, gracias a un anuncio del asesor económico de Trump. Larry Kudlow aseguró que el equipo de negociadores estaba planeando una visita a Pekín y que el Presidente estaría incluido en la misma. Estas declaraciones desactivaron una nueva alarma arancelaria provocada por el Departamento de Comercio americano. Los armarios y cómodas procedentes de China serán gravados a partir de ahora con un arancel que podría incluso triplicar su precio.

También se abre otro melón muy peligroso. Tras el anuncio de que EEUU está investigando millones de transacciones financieras de tres bancos chinos que podrían estar financiando el programa nuclear de Corea del Norte, el ministro de comercio chino declaró que la intención de su país era reducir su exposición a deuda publica americana.

Aunque al cierre de la semana Wall Street ha recuperado terreno, el resto de bolsas cierra en negativo, en especial la italiana que se desploma tras el anuncio del Vicepresidente Salvini de que la coalición de gobierno estaba rota y que tan pronto como hoy se podrían convocar nuevas elecciones. Nueva incertidumbre política que sumar a la española y especialmente al Brexit.

La semana ha sido especialmente buena para los activos considerados refugio y así tenemos al oro superando los 1.500$ por primera vez desde 2013, al bund alemán con una rentabilidad negativa cercana al 0,6% y al yen cerca del 105, un nivel muy nocivo para las empresas japonesas.

En cuanto al frente empresarial, conocidos los resultados de más de un 90% de empresas del S&P 500 el saldo es mucho mejor del esperado. El beneficio por acción ha crecido, aunque menos de un 2% frente al 1% de caída esperada. Las sorpresas positivas han superado el 75% en beneficios y el 60% en ingresos. En Europa el panorama no ha sido tan benigno en cuanto a sorpresas pero la subida del beneficio ha sido mayor.

Mientras los mercados siguen digiriendo la última escalada en la guerra comercial y sus implicaciones para el crecimiento global, la semana que viene estaremos atentos a algunos datos macroeconómicos importantes a ambos lados del Atlántico y también en Asia. La crisis política italiana dará mucho que hablar y podría pesar sobre los activos transalpinos. Además habrá reuniones de bancos centrales como los de Noruega o México.

El foco principal de atención será el IPC americano de julio que podría dar otra oportunidad a los mercados de afinar sus expectativas sobre próximos movimientos de la FED. El consenso espera una subida mensual del 0,2% que dejaría la tasa interanual en el 2,1%. Además, en EEUU se publican otros muchos indicadores con capacidad de mover el mercado. El jueves conoceremos las ventas minoristas donde esperamos crecimientos del 0,3% excluyendo transporte y defensa y del 0,4% en el llamado grupo de control que es el que realmente mide el consumo privado. También el jueves se publica la producción industrial, la encuesta Empire de la FED de Nueva York y las peticiones iniciales de desempleo. El viernes, el calendario estadounidense se cierra con la encuesta de confianza de la Universidad de Michigan.

Mientras, en Europa, el dato más importante es el del PIB alemán del segundo trimestre que se publica el miércoles. El consenso espera una moderada contracción del -0,1% después del 0,4% en positivo del primer trimestre. También en Alemania estaremos atentos a la encuesta del ZEW y a la revisión del IPC de julio que también se publica en Francia y España.

Finalmente, en China tendremos los datos de actividad e inversión más importantes. EL miércoles se publican las ventas minoristas, la producción industrial y la inversión en activos inmobiliarios.

Además de las noticias sobre el posible adelanto electoral en Italia, estaremos pendientes de las primarias en Argentina y a la publicación del boletín mensual de la OPEP el viernes.

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Secciones financieras

Economía

Todas las noticias

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin    Youtube

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin