12 de marzo de 2021

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Los bancos centrales siguen siendo clave

Los créditos y préstamos de los particulares y las empresas se ven totalmente afectados por los tipos de interés que establecen los bancos centrales y su gestión de la política monetaria. Son ellos los que ‘abaratan el precio del dinero’, que es otra forma de decir que son ellos los que ayudan a rebajar las condiciones en las que nos endeudamos.

Cuando estalla una grave crisis como la que atravesamos, las instituciones públicas responden estimulando la economía. El objetivo es que la caída no sea tan profunda y que la recuperación resulte más vigorosa. Esto suele conseguirse con reformas regulatorias que aumenten la productividad, con grandes cantidades de gasto público o recortes tributarios y con más facilidades para pedir un crédito y un préstamo o para refinanciar los que ya nos habían concedido.   

La idea es que las mejoras en productividad se traduzcan en más empleos y mejores salarios, que el gasto público reemplace parcialmente y durante un tiempo el empuje del capital privado (que, en una cruda recesión, se torna escaso y huidizo), que los hogares y empresas deseen gastar más porque pagan menos a Hacienda y que el nuevo endeudamiento les dé un poco de oxígeno en un momento de estrecheces económicas. También es muy importante que no se cierre el grifo del crédito.

El grifo del crédito se tiende a cerrar cuando amenaza la recesión y se multiplica la incertidumbre. Todos los agentes económicos se lo piensan dos veces antes de prestar un dinero que no saben si van a necesitar o si, finalmente, se lo van a poder devolver. Al mismo tiempo, las empresas y los hogares suelen buscar financiación para paliar el drástico descenso de los ingresos.

Naturalmente, cuando se cierra el grifo, aumentan las probabilidades de que los negocios y hogares que iban al límite no devuelvan lo que les prestaron hace años. Además, otras firmas y familias más saneadas también pueden verse en esa situación si reciben, de repente, el brutal impacto del paro, si la demanda de sus servicios se desploma o si tienen que enfrentarse a la morosidad o la insolvencia de sus socios y clientes.  

Los bancos centrales, por lo general, actúan como los grandes guardianes del flujo del crédito. Son ellos los que garantizan que el río nunca se seque. Y durante las crisis, lo hacen, por ejemplo, aumentando la oferta monetaria (y reduciendo, con ello, el precio del dinero), comprando con dinero electrónico grandes cantidades de activos financieros y recortando o manteniendo muy bajos los tipos de interés.
Los dos grandes límites de las intervenciones de los bancos centrales en el abaratamiento de las condiciones de financiación son una recuperación económica vigorosa y la subida excesiva de los precios, que también perjudica a negocios y hogares. Muchas veces, la inflación es consecuencia una oferta monetaria excesiva y nos indica que hay que reducir un poco el caudal del crédito para que la economía siga creciendo con salud y no surjan burbujas.

¿En qué momento nos encontramos ahora mismo? Según el informe CIO Viewpoint Deposits de Deutsche Bank (DB) de febrero, nos hallamos en la fase en la que los banqueros centrales tratan de catapultar la recuperación imponiendo unas condiciones ventajosas para quien quiera y pueda endeudarse. Sin embargo, es verdad que en cada región lo hacen de una forma distinta:

  • Unión Europea: aquí el informe de DB espera que la inflación de la UE se sitúe muy por debajo de los objetivos del BCE y, por eso, cree que este último mantendrá bajísimo uno de sus tres principales tipos de interés. Se refiere, más concretamente, a la tasa que aplica a la facilidad de depósito1 , que continuaría en el -0,5% en los próximos 12 meses.
  • Reino Unido: en un contexto marcado ya no solo por la crisis pandémica, de proporciones devastadoras también en las islas británicas, sino también por las incertidumbres del Brexit, los analistas del CIO Viewpoint Deposits prevén que uno de los principales tipos de interés (la tasa repo2) se sitúe en el 0,1% en diciembre de 2021.
  • Estados Unidos: según el informe, la Reserva Federal va a reaccionar a la relativamente lenta recuperación del empleo perdido el año pasado dejando casi por los suelos (del 0% al 0,25%) hasta diciembre el tipo de interés al que las instituciones bancarias intercambian fondos federales3 a un día. En paralelo, recurrirá, probablemente, a comprar grandes cantidades de activos financieros con dinero electrónico4 para estimular la economía.
  • Asia: Tokio, muy atento a un contexto de lento crecimiento y baja inflación, advierte el CIO Viewpoint Deposits, va a mantener el tipo de interés oficial a un día en el 0% durante los próximos 12 meses. En China, sin embargo, como la recuperación ha comenzado a galopar, los analistas esperan que, también en los próximos doce meses, uno de los principales tipos de interés a un año (el ‘best lending rate’) se mantenga en el 4,35%.

1 https://economipedia.com/definiciones/facilidad-de-deposito.html
2https://economipedia.com/definiciones/repo.html
3 https://economipedia.com/definiciones/federal-funds-rate.html
4 https://www.economicsonline.co.uk/Global_economics/Quantitative_easing.html

La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, pero no constituye oferta, ni solicitud para comprar o vender el producto financiero analizado, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información".
Fuentes: Economipedia, CIO viewpoint deposits  y elaboración propia. Autoridad supervisora: Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) © Queda prohibida la reproducción, duplicación, redistribución y/o comercialización, total o parcial, de los contenidos de este sitio, ni aún citando las fuentes, salvo con consentimiento previo por escrito de Deutsche Bank S.A.E. Copyright © 2021 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española. All rights reserved. Deutsche Bank, S.A.E.-RM Madrid,T.28100, L. 0,F.1, S.8, hoja M506294, inscripción 2, -CIF . A-08000614

 

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin    Youtube   facebook

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin