7 de septiembre de 2018

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

La vuelta al cole: ¿cómo ha evolucionado en los últimos años?

El curso escolar ha comenzado para más de 8 millones de alumnos que vuelven a su rutina habitual después de las vacaciones. Septiembre es uno de los meses más duros del año para la economía de muchas familias, ya que los niños necesitan libros, material escolar y ropa. A estos gastos fundamentales a veces hay que sumarle las matrículas en actividades extraescolares, el transporte o el comedor.

Según datos publicados recientemente por la OCU, en este curso 2018/2019 las familias gastarán 500 euros por cada hijo. Es un dato muy llamativo si lo comparamos con un estudio que hizo la propia OCU para valorar el gasto familiar para el curso 2013/2014. Hace 5 años estimaron que las familias gastarían una media de 1.268 euros por hijo en el caso de colegios públicos, 2.386 euros en colegios concertados y 5.232 en los privados. Por tanto, la previsión de gasto medio en las familias se ha reducido drásticamente respecto hace unos años.

¿Cómo la tecnología ha cambiado las aulas?

Las innovaciones tecnológicas aplicadas en los colegios han cambiado de forma trascendental la dinámica educativa dentro de las aulas. En los últimos años muchos escolares se han ido acostumbrando a la presencia de pizarras electrónicas, tabletas y otros soportes digitales. Atrás quedaron los bolígrafos, apuntes y libros. El alumnado tiene un papel más activo en su aprendizaje, compara información, analiza, mejora su capacidad crítica y desarrolla su potencial creativo. En estos casos, la fuente de conocimiento también está en la red, y no únicamente en el profesor y el libro.

Según las últimas estadísticas ofrecidas por el INE en su web, el curso pasado tenía a 3 estudiantes por 1 ordenador. Este dato se ha mantenido estable también en cursos anteriores. En cuanto a la conexión sí ha habido mejoras muy significativas, ya que el 94,6% de las aulas tienen conexión a internet. Los ordenadores portátiles y tabletas representan el 48,5% de los equipos disponibles, duplicándose la proporción de tabletas con respecto a años anteriores. El 66,5% de las aulas de clase cuentan con Sistemas Digitales Interactivos (SDI), llegando a 70% en los centros públicos de educación primaria y a 73,2% en los centros privados.

La implantación tecnológica en las aulas supone una gran transformación en la educación, pero aún es un proceso inconcluso. La velocidad de los cambios dependerá en gran parte del gasto público en educación. Según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la inversión durante el anterior curso fue de 49.418,2 millones de euros, una cantidad ligeramente superior al curso anterior, pero inferior a la que se dedicó en 2011 y los años anteriores.

Por otro lado, la introducción de nuevas tecnologías en los colegios también puede incrementar el gasto de las familias. Cambiar la mochila por la Tablet o el portátil tiene muchas ventajas (aligerar el peso de la mochila, contar con recursos didácticos interactivos) pero también supone un gasto adicional.

El ahorro: una preocupación que no ha cambiado

Asumir los gastos que conlleva la escolarización de los niños y de la tecnología es una preocupación y un reto para muchas economías familiares. Sin embargo, existen múltiples formas de ahorro que pueden marcar grandes diferencias en el presupuesto y son muy sencillas de llevar a cabo.

Una de ellas es acudir a la economía colaborativa para intercambiar ropa, libros, mochilas y material escolar. Existen aplicaciones como Wallapop que han duplicado la venta de material escolar en un 50% en referencia al año pasado. Con el uso de la app Mi Mochila o similares, se pueden conseguir gratis libros y cuadernos de ejercicios. Por su parte, las plataformas de intercambio de libros más conocidas son Bookint.eu, Donaz, Bolsadelibros y Truequebook.

Es posible conseguir gran parte del material escolar y la ropa en portales de venta de segunda mano. La web uniformesylibros.com además permite acceder a servicios de diversos profesionales (profesores particulares, psicólogos, logopedas, etc) sin que la economía familiar se resienta tanto.

Otra buena noticia para incrementar el ahorro es la opción de desgravarse en la declaración de la renta ante la Agencia Tributaria los gastos educativos originados durante el período impositivo por los hijos. Se pueden desgravar el 15% de los gastos de escolaridad, el 10% de los gastos de enseñanza en idiomas y el 5% de los gastos de adquisición de vestuario escolar, no pudiendo superar los 400 euros por cada hijo.

Existen, además, diversos métodos para reducir significativamente los gastos de la vuelta al cole: aprovechar cosas de años anteriores o comprar de forma escalonada para dosificar el gasto, por ejemplo. En definitiva, hacer uso de un consumo responsable. En este sentido, la OCU aconseja hacer una lista de lo que es realmente necesario adquirir y tomarse un tiempo en comparar los precios de un mismo producto en distintos establecimientos.

La preocupación por el ahorro efectivamente no ha cambiado, pero sí las formas de planificar la vuelta al cole para reducir el impacto de los gastos.

Disclaimer:
La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, pero no constituye oferta, ni solicitud para comprar o vender productos financieros, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información.
Fuentes: OCU, INE, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Agencia Tributaria y elaboración propia.
Queda prohibida la reproducción, duplicación, redistribución y/o comercialización, total o parcial, de los contenidos de este sitio, ni aun citando las fuentes, salvo con consentimiento previo por escrito de Deutsche Bank S.A.E. All rights reserved.
Deutsche Bank, S.A.E.-RM. Madrid, T.28100, L. 0, F.1, S.8, hojaM506294, inscripción 2, - CIF. A-08000614.

 

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin