5 de agosto de 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Este verano: actividades en familia, creativas y económicas

¿Cuántas veces tu hijo ha pronunciado la frase “Mamá, papá… ¡me aburroooooo!” en las últimas semanas? Las “esperadas vacaciones” de verano con niños pueden volverse por momentos en “desesperadas vacaciones” y así, los soñados días estivales convertirse en “esas temidas 24 horas por delante”.

Mucho tiempo libre

Disponer de mucho tiempo libre es también algo nuevo para nuestros hijos. Y a partir de ese enfoque nosotros tenemos que ser capaces de guiarles para que sepan gestionar esa gran cantidad de tiempo libre y enseñarles que ellos, con nuestra ayuda, son responsables de esa misión.
Y es que nuestros hijos han estado ocupados a lo largo del curso escolar en mil tareas y muchas actividades extra escolares y, por supuesto sociales con sus amigos o con la familia.
 
Pero, de repente, los amigos desaparecen con sus familias hacia su destino de veraneo, no hay clase de danza ni de artes marciales y el cuaderno de actividades de verano lo acabaron hace ya días…

El aburrimiento: una gran oportunidad

Mamá, papá… ¡me aburroooooo!

La próxima vez que tu hijo pronuncie esa frase, vívela como una gran oportunidad para poder enseñarle dos cosas esenciales: el valor del tiempo libre y la posibilidad de usar su creatividad para cambiar esa situación.

Tu hijo aprenderá que no es necesario recurrir sistemáticamente a las tablets o la tele para pasar el tiempo. Y tú comprenderás que es maravilloso que los niños se aburran y lo positivo que resulta para fomentar su creatividad.

¿Qué hacer cuando tu hijo dice que se aburre?

Pasos a seguir:

1) Cuéntale que, con un punto de vista creativo, tiene el súper poder de cambiar su realidad; en este caso una tarde que amenaza como aburridísima.
2) Motívalo para que sea creativo y busque alternativas a ese aburrimiento a partir de las cosas que tiene a su alcance.
3) Y para ello, puedes ser tú al principio quien le proponga ciertos planes. Aunque puedes tener por seguro que cuando alimentes su creatividad serán ellos mismos los generadores de esas actividades altamente creativas y conseguirán sorprenderte y dejarte con la boca abierta.

Te sugerimos:

Para empezar, te sugerimos tres actividades creativas, fáciles, divertidas, para realizar en familia… ¡y súper económicas!

Además, a través de estas propuestas te ofrecemos herramientas para educar en valores a nuestros pequeños. Puedes explicarles y reforzar la importancia del reciclaje o del consumo responsable; ambas son dos enseñanzas importantes y las podemos mostrar y compartir con ellos a través de este tipo de propuestas.

1) Construye tu propio juguete

La mayoría de padres reconocen que sus hijos tienen demasiados juguetes y, muchos de ellos, invisibles a los ojos de sus hijos. ¿Eres tú uno de ellos? ¿Por qué no pruebas con proponerles construir su propio juguete?

Es una experiencia realmente motivadora para ellos. Además, que sea construido con sus propias manitas, garantiza su original uso: jugar… evitando así que acabe decorando y rellenando estanterías.

Binoculares con tubos de papel higiénico (y reciclamos)

¿Qué necesitáis? Buscadlo en casa:

  • 2 rollos de papel higiénico reciclados
  • Pegamento
  • Papel de regalo
  • Cinta o cordón de zapatos
  • Tijeras

Seguid juntos estos pasos:

  • Medid y cortad el papel de envolver para cubrir ambos tubos de papel.
  • Pegad el papel decorativo al tubo de papel.
  • Cortad dos pequeños trozos de papel y dobladlos (para unir los dos tubos)
  • Pegad los pedazos de papel entre las piezas de tubo de papel (uno en la parte superior y uno en la parte inferior).
  • Amarrad una cinta a cada extremo de los tubos de papel.
  • Invítale a que dibuje lo que quiera o lo coloree a su antojo.

2) Exploremos nuestro entorno y nuestra imaginación

¿Cuál es vuestro nombre de exploradores? No olvidéis elegir uno. Podéis, por ejemplo, improvisar una lluvia de ideas para elegirlo proponiendo un color al azar. Estaréis trabajando la fluidez de ideas con vuestro hijo.

Y tampoco olvidéis llevaros vuestros binoculares a dar un paseo para explorar vuestro entorno y jugar al Veo, veo. Vuestros hijos estarán usando un juguete que ellos mismos han fabricado (no te olvides de reforzar este hecho, es importante). Además, jugando al Veo, veo también estarán trabajando el turno, compartiendo un juego, agudizando su facultad de observación y alimentando su creatividad porque les vas a proponer jugar al Veo, veo…pero ¡del revés! En esta ocasión, el juego pondrá en marcha su creatividad huyendo de la forma de juego tradicional que premia la búsqueda de una respuesta única a partir de pistas (el color del objeto o la letra con la que empieza).

De esta manera, jugarán al tradicional juego de una manera más creativa: ¡del revés!

3) Así se juega al Veo, veo del revés:

Es creativo dar la vuelta a las cosas y buscar otras maneras y puntos de vista, pero: ¿cómo le damos la vuelta a un juego? Debemos olvidar patrones conocidos y, en este caso, dejar atrás el tradicional arranque a partir del que los jugadores deben adivinar de qué se trata: “Veo, veo. ¿Qué ves? Una cosita… ¿Y qué cosita es? Empieza por la letra S…”

En esta ocasión, empezaremos justo por el final (por eso le llamamos Veo, veo ¡del revés!), ya que los jugadores sabrán directamente el objeto que ve uno de los participantes del juego a través de los binoculares que ha construido y que le permite explorar su entorno con ojos curiosos: “Veo, veo. ¿Qué ves?” Veo una silla.”

Y a partir de ahí el juego consiste en que vuele la imaginación de los jugadores-exploradores para que puedan dar usos alternativos a ese objeto. Concretamente esta es una herramienta que se usa en dinámicas de pensamiento creativo realizadas en empresas con grupos de trabajo que buscan soluciones creativas a retos y objetivos. Y así, jugando y explorando, con su juguete hecho a mano y bajo el gran poder del juego, los niños despertarán su creatividad de manera inmediata.

Una silla sirve para sentarse… pero ellos solos descubrirán que para muchas más cosas: para usarla de carrito de bebés, para hacer una cabaña o para ser la jaula del hámster si le damos la vuelta…Y lo más importante es que intentarán dar respuesta a una pregunta buscando alternativas y construyendo ideas a partir de las ideas de los otros participantes.

No ganará el participante que acierte sino aquel que más usos alternativos dé al objeto que haya visto uno de los participantes a través de sus binoculares. Y no lo llamaremos “el ganador”. Será “el más creativo.”

4) Pequeños Chefs Creativos:

Al llegar a casa, guardamos nuestro binocular. Tenemos que cuidarlo para que no se rompa y como después de un paseo estamos hambrientos, nada mejor que una buena dosis de vitaminas.

Volvemos a casa y los exploradores necesitan coger fuerzas así que se van a convertir en pequeños chefs.

Mientras tanto, aprovechamos la actividad para comentar qué tal ha sido la experiencia de construir nuestro propio juguete y de disfrutar con un juego al que le han dado la vuelta (Veo, Veo del revés).

La receta:

Brochetas de Fruta con chocolate. Los peques colocan los trozos de fruta en los palitos de brochetas, ¡Muy sano! y aprovechamos este momento para hablar de lo creativos que han sido y de cómo, gracias a esa creatividad, hemos pasado una tarde fantástica.

Este verano, y todo el año, no dejes de alimentar la creatividad de tus hijos ni de que ellos mismos sean los auténticos protagonistas de las historias que construyen e imaginan.

“La creatividad es la inteligencia divirtiéndose”
Albert Einstein

Disclaimer: La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de inversión y sólo describe las características de productos. Las decisiones de inversión se deben basar en el folleto completo o simplificado de venta. El folleto de venta contiene información detallada de los posibles riesgos. Antes de realizar una inversión consulte con su gestor.

Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8, H.M506294, I.2

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin