10 de julio de 2015

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

¿Cómo valorar acciones? Diferentes métodos al alcance del inversor

Muchas veces, los inversores se basan en las valoraciones de las compañías para elegir una acción en la que invertir. Sin embargo, hay muchos métodos diferentes para valorar una empresa y los resultados que arrojan pueden ser distintos a su vez. No existe una fórmula mágica para prever las acciones ganadoras en el futuro. Sin embargo, sí podemos estimar el comportamiento de un valor a medio plazo utilizando métodos que toman la información empresarial más relevante para el desarrollo futuro de la compañía. Veamos algunos.

El método de los beneficios - PER

Muchos inversores prestan atención a los beneficios empresariales: las compañías que ganan dinero son las que tienen más éxito, cuanto más mejor. Sin embargo, para valorar el atractivo real de una acción o de un valor debemos ir un paso más allá: comparar los beneficios con el valor de la compañía. La medición más habitual es el ratio Precio sobre Beneficio (PER – Price-to-earnings ratio), que refleja cuántas veces se está pagando el beneficio neto anual de una compañía al comprar una acción de la misma.

PER = Precio de la acción / Beneficio neto por acción (BPA)

Cuanto más bajo sea el ratio, más barata está la compañía, ya que los beneficios son altos en relación a su cotización. Para determinar si un PER es alto o bajo es necesario compararlo con los ratios de otras acciones de la misma región, de un tamaño empresarial similar o del mismo sector. Por ejemplo, dos grandes farmacéuticas españolas que operen a nivel internacional pueden ser comparadas por su PER, pero no así dos farmacéuticas que operen en diferentes países. Asimismo, hay factores, como la volatilidad de una región, que no se reflejan el PER; por ejemplo no podemos comparar PERs de empresas chinas y estadounidenses, debido a que el grado de volatilidad de ambas regiones es diferente.

El sentimiento del Mercado influye en las valoraciones

Otro punto que los inversores deben tener en cuenta es el sentimiento de mercado; es esperable que los niveles de PER sean diferentes dependiendo de la fase de mercado en qué nos encontremos. En fases alcistas un índice o las acciones que lo componen pueden tener PERs muy altos, lo que nos debe hacer actuar con prudencia. Ahora bien, hay circunstancias de mercado que también provocan que los ratios PER aumenten y que se mantengan altos en el tiempo, por ejemplo cuando se mantiene un entorno de tipos de interés bajos durante un largo periodo de tiempo, como es el caso ahora. Esto provoca escasez de alternativas de inversión y alzas en los precios de las acciones, los cuales pueden durar mientras persista el entorno de tipos bajos.

Métodos que se basan en los datos fundamentales de las empresas

El ratio PER es un método de valoración de entre unos 40 posibles. Otro sistema es el ratio Precio Valor contable, o valor en libros, llamado price-to-book ratio (PB) en inglés: contempla la relación entre la cotización del valor en bolsa y su valor contable o en libros.

Su fórmula es la siguiente: PB ó PVC= Precio por Acción / Fondos propios por acción

Refleja el valor de una compañía en base a su patrimonio, incluyendo activos como la maquinaria y los edificios, y es de especial interés cuando se seleccionan valores que se caracterizan por ser comparativamente más estables que otros en el tiempo. Sin embargo no tiene en cuenta la capacidad de generación de beneficios futuros de la empresa.

El método CROCI (cash return on capital invested) es menos conocido pero no por ello menos relevante. Su objetivo es identificar acciones que puedan estar minusvaloradas, fuera del sector financiero, y que tengan gran potencial de crecimiento, mediante el análisis del balance de la compañía. Si deseamos comparar acciones que están en regiones o países con estándares de contabilidad distintos, el método PER no sería razonable en este caso. El PER tampoco nos indica si los beneficios que se generan se distribuyen a los inversores o si por el contrario son reinvertidos en la propia compañía. En estos casos puede ser interesante apoyarse en el método CROCI, que realiza ajustes en la valoración teniendo en cuenta factores como las inversiones que realiza una empresa o sus participaciones empresariales. Asimismo, permite comparar acciones de diferentes sectores de actividad.

Rentabilidad por dividendo

Hay inversores que prestan atención al reparto de dividendos por acción: el ratio entre el dividendo distribuido y el precio de la acción. Calculamos que casi la mitad del resultado del DAX alemán, por ejemplo, se ha generado vía dividendos, por lo que no es un método desdeñable en absoluto. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el reparto de dividendos puede ser variable e incluso puede desaparecer.

Por otro lado, los dividendos son sólo una cara de la moneda: los rendimientos obtenidos por un inversor cuando adquiere una acción proceden no sólo de los dividendos sino también de la posible revalorización del precio del título. Los valores con altos dividendos y volatilidad baja serían la opción más atractiva – una combinación ideal que no siempre ocurre. Los repartos de dividendos más altos que se pueden esperar en Europa en 2015 se corresponden a los sectores de energía (4,6%), eléctricas y aguas (4,5%) y seguros (4,4%), así como a la República Checa (3,9%) y Rusia (4,2%) si miramos por regiones. La volatilidad más baja se puede encontrar en el sector inmobiliario y en las telecomunicaciones, y en cuanto a regiones en Bélgica y en Suiza.

“Todos los caminos llevan a Roma”

PER, PB, CROCI, rentabilidad por dividendo – cualquiera de estos métodos de valoración es valioso, no hay una solución ideal para encontrar las acciones adecuadas para cada inversor, sino que cada uno debe elegir el ratio o conjunto de ratios con los que se encuentre más confortable según sus objetivos. En resumen,

  • hay muchos métodos de valoración de acciones.
  • a menudo el inversor elegirá uno u otro método, o una combinación de ellos, en función de sus objetivos.
  • combinar varios métodos puede ser lo mejor para optimizar el perfil de riesgo de la cartera.

Diego Jiménez Albarracín, responsable de R. Variable del Centro de Inversiones de Deutsche Bank.

Disclaimer:
El objetivo de este documento es únicamente proporcionar información  y no constituye consejo de inversión, recomendación, oferta o solicitud.

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin