22 de marzo de 2019

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Una UE firme da un ultimátum al Reino Unido: O se firma el acuerdo actual en una semana, o tendrá que solicitar una prórroga larga

No habrá Brexit el 29 de marzo, pero la fecha y la forma en la que se instrumentalice la salida vuelve a estar en manos del Reino Unido y su Parlamento. El Consejo Europeo, reunido este pasado jueves en Bruselas, abordó la solicitud de prórroga hasta el 30 de junio que había remitido Theresa May un día antes y, a pesar de algunas discrepancias entre los países más partidarios de una línea más dura y los más flexibles, llegaron a un acuerdo de compromiso con dos escenarios.

El primero se basa en que la Cámara de los Comunes apruebe el Acuerdo de Salida la próxima semana. En este caso, el Consejo Europeo acordaría una prórroga hasta el 22 de mayo, último día antes de que comiencen las votaciones a las Elecciones al Parlamento Europeo (se celebran del 23 al 26 de mayo) en el que no participaría el Reino Unido. Tal y como señaló el Consejo Europeo en su declaración posterior al acuerdo: “Habida cuenta de que el Reino Unido no tiene la intención de celebrar elecciones al Parlamento Europeo, no es posible la concesión de ninguna prórroga que supere dicha fecha”.

El segundo escenario, si la Cámara de los Comunes no aprueba el Acuerdo de Salida en la próxima semana, extendería la prórroga hasta el 12 de abril. Hasta esa fecha el Reino Unido tiene plazo para indicar qué pasos va a tomar de forma concreta a sabiendas que pedir una prórroga más larga supone seguir dentro de la Unión Europea y permanecer en todos sus mecanismos, incluido participar en las próximas Elecciones Europeas.

Theresa May, acorralada

Theresa May no tuvo más remedio que aceptar esta doble propuesta a pesar de las enormes dificultades que le plantean las dos alternativas.

Para la primera opción, el gran escollo inicial está en conseguir que haya votación. La Unión Europea ha dejado claro que no habrá cambios en la propuesta: “El Acuerdo de Retirada que se acordó entre la Unión y el Reino Unido en noviembre de 2018 no puede reabrirse. Todo compromiso, declaración o cualquier otro acto de carácter unilateral debe ser compatible con la carta y el espíritu del Acuerdo de Retirada”, ha señalado. Este hecho choca con la negativa del presidente del Parlamento Británico de permitir votar por tercera vez este Acuerdo si no hay cambios significativos.

Si aún así lo consiguiera, el siguiente reto está en convencer a al menos otros 75 diputados para lograr el SÍ. Es muy probable que consiga más apoyos desde el bando del ala más dura de los euroescépticos por el temor de continuar más tiempo dentro de la Unión Europea, pero lo que parece seguro es que no lo conseguirá desde el lado del Partido Laborista. Un NO al acuerdo y la solicitud de una prórroga larga llevaría irremediablemente al final político de Theresa May y la convocatoria de nuevas elecciones. Un punto que desea Jeremy Corbyn, el líder de los Laboristas, que ha vuelto ha señalar en las últimas horas que: “No hay una mayoría suficiente en el Parlamento para respaldar el acuerdo de May”.

En definitiva, esta alternativa doble acorrala a Theresa May y obliga a que se tome una decisión en un plazo mucho más breve de lo previsto.

El Banco de Inglaterra mantiene tipos y alerta sobre el deterioro económico

Mientras que el Consejo Europeo ha vuelto a pedir que se intensifiquen los trabajos de preparación y contingencia “a todos los niveles” ante las consecuencias de la retirada del Reino Unido y teniendo en cuenta “todos los escenarios posibles”, el Banco de Inglaterra alertó también este pasado jueves sobre los problemas económicos que ya están afectando al Reino Unido por la falta de acuerdo.

El comité de política monetaria (MPC), compuesto por nueve miembros, votó por unanimidad mantener el precio del dinero en un 0,75%. Esta decisión se justificó en que la falta de acuerdo “pesa sobre la confianza y la actividad económica en el corto plazo, sobre todo en la inversión". Aunque ha revisado ligeramente al alza el crecimiento del PIB a corto plazo, desde el 0,2% hasta el 0,3% para el primer trimestre de este año, ve más riesgos en el crecimiento a largo plazo y una prórroga larga agravaría el parón de las decisiones de inversión. Un primer efecto ya se está viendo en el mercado de trabajo. Reino Unido sigue creando empleo, pero en una tasa inferior a la de trimestres anteriores.

"Las perspectivas económicas continuarán dependiendo de forma significativa de la naturaleza y el momento de la retirada de la UE" ha señalado el Banco de Inglaterra. Deja claro que su política monetaria irá en función de cómo la forma de salida del Reino Unido de la UE afecte al crecimiento económico, inversión, empleo y tipo de cambio de la Libra.

En este momento la solicitud de una prórroga larga y la convocatoria de Elecciones sigue siendo la hipótesis más plausible, pero todo dependerá de las decisiones que se aprueben la próxima semana.

Disclaimer: La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, pero no constituye oferta, ni solicitud para comprar o vender productos financieros, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información.
Fuentes: “European Council (Art. 50) conclusions, 21 March 2019”. Council of the European Union. Consejo de la Unión Europea. 21 de marzo de 2019; “Remarks by President Donald Tusk after the European Council meeting (Art. 50)” Consejo de la Unión Europea. 21 de marzo de 2019; “Monetary Policy Summary and minutes of the Monetary Policy Committee meeting”. Banco de Inglaterra. 21 de marzo de 2019; y elaboración propia.

Queda prohibida la reproducción, duplicación, redistribución y/o comercialización, total o parcial, de los contenidos de este sitio, ni aun citando las fuentes, salvo con consentimiento previo por escrito de Deutsche Bank S.A.E.
Deutsche Bank, S.A.E.-RM. Madrid, T.28100, L. 0, F.1, S.8, hojaM506294, inscripción 2, - CIF. A-08000614.

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin    Youtube

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin