8 de octubre de 2015

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Tipos de órdenes en bolsa. Cuál, por qué y cuándo

¿Ha invertido ya en bolsa? Si es así, cada vez que quiere comprar o vender valores en un mercado lo hace mediante una petición, lo que se llama orden de bolsa. No todas son iguales y conviene escoger la más adecuada según sus necesidades. El SIBE (Sistema de Interconexión Bursátil Español) permite 3 tipos de órdenes:

  • Limitadas: se formulan con un precio máximo para la compra y mínimo para la venta. Es una orden indicada para el inversor que prefiere asegurar el precio por encima de la rapidez de ejecución.
  • De mercado: sin límite de precio de compra o venta, se ejecuta al precio actual del mercado. Ése es precisamente su riesgo, ya que no se controla el precio de ejecución. Útil para el inversor más interesado en ejecutar la operación con rapidez que en intentar obtener un precio más atractivo.
  • Por lo mejor: se introduce la orden sin límite de precio y en ese momento se acepta el mejor precio disponible en el mercado. Esta opción es la más recomendable cuando el inversor desea asegurar una ejecución inmediata, pero con cierto control sobre el precio.

Asimismo, se pueden establecer diferentes condiciones a la hora de realizar estas órdenes. No es necesario, por ejemplo, poner a la venta todos los valores al precio de mercado, sino que estos tres tipos de órdenes se pueden ejecutar, a su vez, de maneras diferentes según lo que más nos convenga:

  • Volumen mínimo: se especifica una cantidad mínima de valores que quieres comprar/vender. Si no hay volumen suficiente, la orden no se lleva a cabo, es excluida del sistema.
  • Todo o nada: Pues eso, o bien se ejecuta en su totalidad o bien se rechaza. O se compra/vende todo, o nada. La orden es de ejecución mínima y el mínimo es la totalidad de los valores.
  • Ejecutar o anular: la orden se ejecuta automáticamente y la parte de los valores (si la hay) que queda sin ejecutar se elimina del sistema.
  • Volumen oculto: cuando se introduce la orden en el sistema se muestra sólo una parte del volumen total del que disponemos para negociar. Una vez se ejecuta esa parte, el resto de los valores salen al mercado en paquetes que habremos definido previamente.

Ya sabemos qué órdenes podemos emitir y cómo podemos pedir que se lleven a cabo, pero hay que tener presente que existen otros tipos de órdenes (las non stop o condicionadas) que sólo pueden ser gestionadas por las entidades que actúan como intermediarias ya que el SIBE no las admite. Por ejemplo, podemos introducir una orden añadiendo la condición de que se fije un precio por debajo del cual se venderá (las llamadas stop-loss), o un precio por encima del cual se comprará (stop profit).

En la actualidad existen multitud de brokers on line y agencias de intermediación que las admiten y ejecutan para todo tipo de inversores. En estos casos, recuerde preguntar siempre por sus características y limitaciones y, al mismo tiempo, asegúrese de que se trata de una entidad que disponga de los medios para ofrecerle la prestación de este tipo de órdenes con garantías.

Disclaimer:

La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de inversión y sólo describe las características de un producto. Las decisiones de inversión se deben basar en el folleto completo o simplificado de venta. El folleto de venta contiene información detallada de los posibles riesgos. Antes de realizar una inversión consulte con su gestor."

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin