19 de agosto de 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Qué debes saber si vas a alquilar un coche durante tus vacaciones

Llega el verano, uno de los momentos más esperados del año, en  el que podemos disfrutar de un merecido descanso. Por ello, buscamos que todo salga perfecto, en el hotel, en la reserva del vuelo, en los desplazamientos en el extranjero y, por supuesto, en el alquiler de un coche. Y es que precisamente estos meses son la época de mayor demanda de estos vehículos, especialmente en islas, costas y en los lugares más turísticos fuera de nuestras fronteras.

El alquiler del coche es muchas veces el complemento indispensable para nuestras vacaciones, pero es frecuente que surjan problemas por ser un servicio que únicamente utilizamos de manera esporádica, o debido al desconocimiento de la normativa y/o costumbres en un país extranjero.

  • Reserva con suficiente antelación: Este es el consejo más básico e importante. No esperes descender de un avión en una zona turística en pleno verano y tener todos los coches a tu disposición. Lo más probable es que encuentres poco y caro, o incluso ni eso.
    Reservando con antelación no sólo te asegurarás de tener el coche que quieras o necesites sino que, además, te permitirá ahorrar mucho dinero.horrar mucho dinero.
  • Estudia con cuidado las condiciones de la reserva: Son especialmente  relevantes las cláusulas de cancelación. Por regla general, si anulas la reserva con suficiente  antelación, ésta suele ser gratuita, pero si lo haces en las últimas 24 o 48 horas, es posible que debas abonar una penalización.
    Generalmente cuando efectúas la reserva, dejas los datos de tu tarjeta de crédito, de forma que el cargo por no cancelar la reserva con tiempo suficiente es automático.
  • Presta más atención a las empresas de alquiler en el extranjero: Por ejemplo, si estás de viaje en Holanda y decides desplazarte a la cercana Bélgica, deberás informarte previamente sobre la viabilidad de este servicio, ya que muchas compañías de alquiler de vehículos limitan los desplazamientos dentro de sus fronteras. Recuerda revisar bien las cláusulas del contrato si tu alquiler es en el extranjero.
  • Revisa bien el coche antes de salir: Comprueba si hay arañazos o golpes, y si éstos vienen reflejados en la documentación del vehículo. Si no fuera así, comunícalo al personal para que  lo reflejen antes de retirar el coche. En caso contrario, podrían culparte a ti de los desperfectos y podría suponer un coste importante. También puedes hacer fotos del vehículo en el momento de la entrega, pero aun así, es importante que dicho estado sea reconocido  por personal de la compañía, si no podría servir de muy poco.
  • Incluye un conductor adicional si realmente lo necesitas: Añadir un conductor suele suponer un coste extra en el alquiler, aunque la normativa es diferente en cada país. En Francia, por ejemplo, si el conductor adicional es tu cónyuge, no se paga ningún suplemento.
  • Otro aspecto importante a tener en cuenta es la edad, ya que suele existir una penalización para los menores de 25 años, o los conductores con pocos años de carnet. Para intentar ahorrar costes, es conveniente que la persona que alquile el vehículo, y que se identifique como conductor principal, sea el mayor y con más años de experiencia. No escatimes gastos en el seguro: Invertir en un seguro es hacerlo en tranquilidad, es importante analizar su coste y las distintas coberturas que nos ofrece. Habitualmente, por motivos comerciales, las compañías suelen presentar inicialmente las tarifas más económicas, lo que generalmente implica un seguro muy básico y con franquicias importantes. Esto puede conllevar por una parte, que tengas que dejar un depósito muy elevado que será cargado provisionalmente en tu tarjeta y, por otra, que tengas que desembolsar una cantidad elevada en caso de sufrir algún percance. Es importante valorar la conveniencia de contratar un seguro un poco más completo ya que, por  un poco más, podrás disfrutar de un viaje más tranquilo y evitarás un coste mucho más elevado en caso de imprevistos.
  • El depósito siempre lleno: Aunque cada empresa tiene políticas distintas, lo normal es que recibas el vehículo con el depósito de combustible lleno y lo devuelvas de la misma manera.  Si no lo haces así, las penalizaciones pueden ser importantes, ya que es frecuente que añadan al coste del combustible (generalmente más caro que en la gasolinera) una tasa extra por repostaje.
  • ¿Extras? Sólo lo que necesites: A la hora de contratar el alquiler del vehículo, bien sea en una oficina u online, las compañías suelen  ofrecer una serie de servicios adicionales que encarecerán el precio: recogida rápida en hotel, silla para bebé, GPS…. Escoge únicamente aquello que de verdad necesites para evitar gastos innecesarios.
  • Haz fotos del coche en el momento de la devolución: Si es importante que un operario anote todos los desperfectos en la recogida, no lo es menos que se documente cuál es el estado del vehículo en el momento de la devolución. Cualquier pequeño desperfecto se cargará en tu tarjeta, por ello, es importante que puedas demostrar que no han sido provocados por ti.
  • Revisa todos los cargos en tu tarjeta de crédito: La empresa de alquiler puede realizar cargos posteriores a la entrega del vehículo: por no tener el depósito lleno, no haber pagado algún peaje en autopista (generalmente en el extranjero), multas, desperfectos, limpiezas especiales... Comprueba siempre estos cargos, pide prueba documental de todos los pagos y, si es necesario, reclama.

Disclaimer: La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de inversión y sólo describe las características de productos. Las decisiones de inversión se deben basar en el folleto completo o simplificado de venta. El folleto de venta contiene información detallada de los posibles riesgos. Antes de realizar una inversión consulte con su gestor.
Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8, H.M506294, I.2

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin