22 de julio de 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

¿Por qué hay que tener en cuenta que todos los fondos tienen riesgos diferentes?

Cada fondo de inversión tiene una política de inversión y una asunción de riesgos diferente. Es importante transmitir qué riesgo estamos dispuestos a asumir para poder elegir los fondos más adecuados a cada uno.

Hagamos una comparación con la comida picante: vamos a un restaurante donde se sirven platos que pueden tener diferentes niveles de pimienta u otros condimentos picantes. Evidentemente, cada persona tiene su propio gusto o tolerancia a este sabor.

El comensal lo explicará al camarero y éste deberá aconsejarle claramente cuáles son los platos adecuados a sus expectativas.

Ocurre lo mismo en el caso de los fondos de inversión. No todos los fondos presentan el mismo riesgo y de la misma forma en que un cocinero puede condimentar sus platos de forma diferente, las diferentes políticas y estrategias de gestión que utiliza el equipo gestor del fondo de inversión pueden tener objetivos diferentes: más ofensivos o, por lo contrario, más defensivos. De la misma forma en que en un restaurante indicamos al camarero nuestra preferencia respecto al picante, debemos indicar a nuestro gestor personal el riesgo que estamos dispuestos a asumir en nuestros ahorros, o bien realizar un test que específicamente está destinado para averiguar el perfil de riesgo individual que queremos y podemos aguantar, ya que es clave medir adecuadamente nuestra tolerancia al riesgo.

En conclusión, los fondos de inversión tienen diferentes grados de riesgo porque responden a las diversas necesidades y apetito por el riesgo que detectan en los ahorradores a los que dan servicio.

Disclaimer: La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de inversión y sólo describe las características de productos. Las decisiones de inversión se deben basar en el folleto completo o simplificado de venta. El folleto de venta contiene información detallada de los posibles riesgos. Antes de realizar una inversión consulte con su gestor.

Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8, H.M506294, I.2.



Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Deutsche Bank España
en Twitter

Si te ha gustado, compártelo: