14 de enero de 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Trucos para ahorrar en 2016

Off topic. Recomendaciones para disfrutar del tiempo libre

Ahorrar no es una tarea sencilla, pero si ése es tu objetivo para el año 2016 debes saber que hay mil formas de reducir tus gastos, y algunas no te traerán muchos quebraderos de cabeza. De hecho, no tienes que hacer nada, sólo volver a leer con atención el contrato de las tarjetas bancarias y otros productos que tengas en casa.

Para empezar, puedes ahorrar en tus seguros. ¿Tienes una tarjeta de crédito? Pues seguramente ya no hace falta que contrates un seguro de viaje si te vas de vacaciones. Si lees el contrato de tu tarjeta observarás que seguramente te protege ante diversas situaciones como, por ejemplo, tus vacaciones.
El seguro de viaje es una cobertura que suelen ofrecer la gran mayoría de tarjetas, pero hay muchas más: seguro de vida o fallecimiento, seguro por accidentes, por daños al equipaje... podrás ahorrar en seguros si evitas las duplicidades de coberturas. Examina con atención todo lo que te ofrece tu tarjeta de crédito antes de contratar un producto con una compañía aseguradora, siempre teniendo en cuenta la letra pequeña y lo que incluye cada una. A partir de ahí, decide cuál cubre mejor tus necesidades.
Si eliges bien qué tarjeta de crédito contratar, verás que puedes tener, de forma gratuita, protección en caso de atraco en cajeros, de uso fraudulento de tu tarjeta, de robo o extravío. Incluso, en algunos casos, tendrás la garantía de mejor precio, con la que te aseguras de que estás ahorrando en tus compras o, al menos, que no estás pagando de más.

¿Sabías que muchas tarjetas bancarias ofrecen descuentos? Si investigas las ventajas de una tarjeta de crédito o débito descubrirás que los hay de todo tipo. Algunas devuelven desde el 1 al 10% en compras realizadas en determinados establecimientos y otras, por ejemplo, el 1% fijo en cualquier comercio físico u online. También están las que se centran en los descuentos sobre el combustible repostado en ciertas estaciones de servicio. Es aconsejable estudiar bien qué ofrece cada tarjeta y conocer todas las condiciones de contratación antes de decidirnos por una. Sin darnos cuenta y comprando de forma habitual, conseguiremos ahorrar un poco.

¿Sabes que puedes ahorrar en servicios que ni imaginabas? Algunas entidades bancarias (a veces es necesario tener la nómina domiciliada además de la tarjeta de crédito) ofrecen coberturas de lo más variadas: asistencia y asesoramiento informático online; servicio de manitas para pequeños arreglos del hogar; servicio de orientación médica; asistencia jurídica, legal y fiscal; servicio de encargos personales; servicio de telefarmacia... Si no los conoces, pregunta en tu banco por estos servicios, quizás tú y tu bolsillo os llevéis una sorpresa.

Así que ya lo sabes, si quieres ahorrar pero no sabes por dónde recortar gastos, no te apures, quizás basta con cambiar la tarjeta de crédito o débito para que pases a recibir devoluciones y servicios. ¿Quién no prefiere ver cómo cada mes su banco le devuelve dinero? He ahí un truco básico y eficaz para empezar a cumplir nuestro objetivo, ahorrar, y si es posible sin sudar la gota gorda.

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin