14 de septiembre de 2015

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Vuelta de vacaciones, ¿qué podemos esperar de los mercados?

foto que acompaña a artículo de Espacio de Finanzas en el que se analiza la situación de los mercados a la vuelta de vacacionesHemos vivido un verano complicado, con abultadas e inesperadas caídas en los mercados, especialmente por el miedo a una posible recesión en China. Las caídas además se han visto acentuadas por los bajos volúmenes de negociación típicos del verano. El resultado, pánico de los inversores que no se recordaba desde hace más de 7 años, tras la quiebra de Lehman Brothers.

¿Qué va a ocurrir a partir de aquí? Son muchas las dudas a las que se enfrentan en esta vuelta de vacaciones los inversores, y ello tendrá como consecuencia cierta volatilidad en los mercados. Pero, superado el susto inicial, es momento de valorar adecuadamente nuestras inversiones y tomar decisiones no mirando al pasado, sino en función de las perspectivas sobre el futuro.

Y en Deutsche Bank somos optimistas sobre el futuro. Por distintos motivos.

  • Apostamos por una recuperación paulatina de China en los próximos meses, que podría volver a crecer por encima de la barrera del 7% a partir de final de año. Ello es debido a las medidas de estímulo monetarias y fiscales tomadas por el gobierno en los últimos meses, la recuperación del mercado inmobiliario, la devaluación del yuan de agosto y la mejora del crédito. Además, el nuevo gobierno apuesta por un cambio en el modelo económico de China, orientándolo al crecimiento del consumo doméstico en lugar del tradicional vínculo exportador. Este será un proceso largo, y con volatilidad por el camino, pero sin duda a la postre, exitoso tanto para China como para el resto del mundo.
  • La evidente recuperación en los datos de EEUU, Japón y Europa durante el verano, apoyada en gran parte en el impulso  de los bancos centrales. En este sentido, aunque se esperan subidas de tipos de interés en EEUU, hay que tener en cuenta que Yellen, presidenta de la Fed, ha dado a entender que las mismas serán moderadas y paulatinas en el tiempo. Draghi, por otro lado, ha hablado de expansión monetaria durante más tiempo de lo previsto, ya que se espera que la inflación esté lejos del objetivo del 2% anual, lo que permite mantener las inyecciones de liquidez.
  • Por último, en España se han hecho los deberes. Este 2015 está siendo más favorable de lo previsto, con un crecimiento del PIB superior al 3% que nos sitúa a la cabeza de Europa. Se ha conseguido dejar de depender de sectores poco productivos y basar el crecimiento en sectores más dinámicos y competitivos. Hemos dejado atrás los momentos en que teníamos un déficit público insostenible, un alto nivel de endeudamiento privado y un paro insoportable. Ahora hay motivos para el optimismo: crecimiento de la actividad económica, mejora en las finanzas públicas, un modelo en Europa de competitividad y, por fin, creación de empleo. Aunque el nivel de paro aún es muy alto (algo más del 22% de la población activa), en los últimos 12 meses se crearon más de 500 mil puestos de trabajo, el triple del crecimiento del empleo en Europa, cifra que se podría acelerar en los próximos meses.

Como conclusión, somos optimistas respecto a la evolución de ciertos mercados y consideramos que este es un buen momento para comprar activos de calidad. En un entorno en el que se mantendrán las inyecciones de liquidez por parte del BCE, y en el que estamos viviendo alto crecimiento económico, los actuales bajos niveles de valoración de muchas compañías europeas suponen una oportunidad de compra. Pensamos que debemos seguir apostando por Europa (especialmente Alemania), y que ahora es un buen momento para comprar empresas con buenas perspectivas de beneficios y que están cotizando con importantes descuentos. Por otro lado, las futuras subidas de tipos en EEUU deberían impulsar la cotización del dólar y esto nos hace mantener las posiciones en renta variable de EEUU y también en activos monetarios de este país. Donde tendríamos más cautela sin embargo, es en los mercados emergentes. China se encuentra en un momento de cambio, y ya no va a demandar tantas materias primas, de la que estos países son productores. Esto limita su potencial de crecimiento, si bien aquí es importante tener en cuenta que no todos los países son iguales, y que como siempre los que hayan hecho en el pasado los deberes (como muchas de las economías asiáticas), lo harán mejor en este difícil contexto.

Rosa Duce,  Economista Jefe de Deutsche Bank.

Disclaimer:
La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información". Fuentes: Bloomberg y elaboración propia. © Queda prohibida la reproducción, duplicación, redistribución y/o comercialización, total o parcial, de los contenidos de este sitio, ni aún citando las fuentes, salvo con consentimiento previo por escrito de Deutsche Bank S.A.E. Copyright © 2015 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española. All rights reserved. Deutsche Bank, S.A.E.-RM Madrid,T.28100, L. 0,F.1, S.8, hoja M506294, inscripción 2, -CIF . A-08000614.

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

Secciones financieras

Economía

Todas las noticias

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin