28 de julio de 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Ocho puntos indispensables que debes chequear antes de salir de viaje

Ya queda muy poco para irnos de vacaciones. Llevamos doce meses soñando con ellas, prácticamente desde que finalizamos las del verano anterior, y probablemente mucho tiempo planificándolas. Aunque llevemos meses eligiendo posibles destinos, alojamientos  y precios para intentar conseguir la mejor opción, no debemos relajarnos. Dejar a la improvisación alguno de estos aspectos puede causarnos problemas e inconvenientes y por este motivo, os detallamos algunos importantes que nos ayudarán a disfrutar mejor de nuestros merecidos días de descanso:


Conoce las costumbres del lugar donde viajas: Especialmente si viajas al extranjero. No olvides elegir una buena guía y consultarla antes del viaje. Estúdiala con  atención,  complementa la información visitando páginas de turismo oficiales en Internet e incluso, infórmate en embajadas y consulados. Así conocerás aspectos fundamentales y necesarios como qué medios de pago aceptan, el voltaje de los enchufes que se usa en el país, husos horarios, lugares emblemáticos que no debes dejar de visitar, política de propinas, posibilidad de comprar tickets para bus turístico, museos, atracciones, monumentos…  de manera conjunta saldrán más económicos.

Revisa tus documentos de identificación: Asegúrate de tener en regla toda la documentación necesaria. Por ejemplo, si el pasaporte tiene suficiente tiempo de vigencia -la mayoría de países requieren que el pasaporte esté en vigor al menos durante 6 meses tras la finalización del viaje- y que los más pequeños también tengan documentación. Este punto es importante ya que, aunque no sea obligatorio dentro de nuestras fronteras (lo es a partir de los 14 años), lo necesitarás, por ejemplo, si el menor va a viajar en avión. Además de los documentos de identidad, debes tener al día la documentación sanitaria. Si viajas a países europeos es importante que lleves la Tarjeta Sanitaria Europea que tiene una vigencia de dos años, es gratuita y la puedes solicitar en la web de la Seguridad Social.

Contrata  un seguro de viaje o revisa los seguros que ya tienes contratados: Un seguro de viaje es muy útil ya que puede ayudarte en los posibles inconvenientes que puedan surgir durante el mismo. Por tanto, es conveniente contratarlo, pero siempre debes revisar las distintas modalidades y optar por la que más se ajuste a tus necesidades. Valóralo, ya que puede resultar innecesario si ya tienes otros seguros que cubren aspectos esenciales como el sanitario. Muchas de las tarjetas de crédito que usamos para el pago de billetaje,  reservas en hoteles o alquiler de coche cubren garantías que las propias agencias de viaje nos ofrecen a la hora de contratar un seguro de viaje.

Conoce tus derechos si viajas en transporte colectivo: Ya sea en avión, tren, barco o autocar, tienes unos derechos como pasajero que debes conocer para ejercerlos si fuera necesario. Por ejemplo, debes saber si te corresponde alguna indemnización por retraso o cancelación, cuándo y cómo puedes reclamar por pérdida de equipaje, plazos para las reclamaciones, etc.

Si viajas en tu coche, revísalo por completo: Si viajas en un vehículo particular también tienes que cumplir un requisito fundamental: una comprobación exhaustiva de su estado. Lo mejor es hacer una revisión preventiva en un taller de confianza en la que comprueben todos los aspectos fundamentales: desde el nivel de aceite o agua, hasta el estado de los neumáticos, pasando por un chequeo completo del motor, luces, carga de aire acondicionado….

Prepara tu teléfono móvil: El roaming en la Unión Europea tiene los días contados, pero algunas compañías lo seguirán aplicando este verano, y si viajas fuera de estas fronteras, tendrás un cargo extra por las llamadas y uso de datos. Si quieres usar tu teléfono, activa el roaming y consulta las tarifas que te aplicará tu operador en el país de destino,  eligiendo la que consideres que más se ajusta a tus necesidades durante tu viaje. Es importante cerciorarse del coste por descarga de datos para poder poner límites a este gasto, o incluso, desactivarlo por completo. El objetivo es estar localizable e informado, pero sin sorpresas desagradables en tu factura de móvil cuando regreses a tu lugar de origen.

Comprueba todas tus reservas: Chequea y comprueba todas tus reservas, ya sean de avión, hotel o alquiler de coches. Puedes encontrarte con sorpresas, como por ejemplo que hayan cambiado la hora de salida de tu avión, la fecha del billete no es la correcta, tu datos personales están erróneos, terminal de salida en caso de coger un avión… Aunque hayas contratado el viaje con terceros (agencia o web de viajes), además de ponerte en contacto con ellos, puedes verificarlo con los propios hoteles, empresas de alquiler y compañías aéreas para tener plena seguridad de que todo está correcto.

Analiza cómo vas a realizar los pagos: ¿Cambio divisa o uso una tarjeta bancaria? Ambas formas son válidas, aunque en los últimos años está ganando peso la utilización de tarjetas. Comprueba que puedas cambiar moneda fácilmente en tu destino en caso de necesidad, aunque muchas veces es más cómodo y económico llevar tu propia divisa desde el país de origen. En el caso de tarjeta bancaria, verifica que se acepten tarjetas de tu emisor (Visa, Mastercard, American Express…), pero también toma medidas para protegerlas. La primera, llevar anotado el número de atención al cliente del emisor de nuestra tarjeta para poder anularla rápidamente en caso de cualquier problema como robo, pérdida o uso indebido. La segunda, llevar una tarjeta de reserva que no debes guardar junto a la primera, ya que si pierdes o te sustraen la cartera, extraviarías ambas.

Disclaimer: La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de inversión y sólo describe las características de productos. Las decisiones de inversión se deben basar en el folleto completo o simplificado de venta. El folleto de venta contiene información detallada de los posibles riesgos. Antes de realizar una inversión consulte con su gestor.

Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8, H.M506294, I.2

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin