12 de mayo de 2017

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Macron inicia su camino como presidente de Francia

Como se esperaba, Emmanuel Macron era elegido el pasado domingo presidente de la República francesa, con un porcentaje de voto del 65%, por encima incluso del 60% que vaticinaban las encuestas. Con este resultado, se elimina uno de los mayores riesgos políticos que pesaban sobre los mercados europeos, especialmente, el triunfo del antieuropeísmo liderado por Le Pen.

Ahora, hay que ver la capacidad de Macron de poner en marcha su programa económico, y para ello necesita el apoyo mayoritario a su partido en las próximas elecciones legislativas del 11 de junio a la Asamblea Nacional. Teniendo en cuenta que Macron era un candidato independiente (propuso su candidatura a la presidencia en diciembre), y que su partido recién creado (Le Republice En Marche!) no tiene ni siquiera suficientes candidatos, el trabajo pendiente es enorme.

Lo que dicen las primeras encuestas es que podría conseguir entre 250-290 escaños de los 577 existentes, lo que implicaría que tendría que formar coalición o bien con los grupos de izquierda (algo sin precedentes en la política francesa) o bien con los grupos de centro derecha. Esta última posibilidad facilitaría poner en marcha las reformas. Macron promete más integración en Europa, compromiso con los objetivos de deficit, recortes en los impuestos de empresas y familias, menos funcionarios, más seguridad y más inversión pública.

Entre todas estas promesas, destacan tres reformas estructurales fundamentales. La primera, la reforma del mercado de trabajo, que el nuevo presidente quiere poner en marcha (si tiene apoyo parlamentario) durante este mismo verano. Su intención no sería tanto eliminar la jornada de 35 horas semanales, de la que tanto se ha hablado en los periódicos, sino dar más flexibilidad a las empresas a la hora de ajustar su plantilla al ciclo económico o a shocks externos. De esta forma, las actuales 35 horas se cambiarían por horas extra, y se pasaría de una negociación colectiva a nivel de sector a una negociación a nivel empresa, algo semejante a lo existente en España tras la reforma laboral y que se ha convertido en un pilar fundamental a la hora de que nuestro país supere la recesión y gane competitividad a nivel internacional.

La segunda reforma clave para Macron es cambiar el sistema de protección al desempleo, que llegaría en otoño de este año. Promete un seguro de desempleo que llegue a más personas (incluido autónomos), pero también un mayor control de dicho subsidio, con más políticas de formación y de monitorización en la búsqueda de empleo. Esto es, más cobertura, pero también más control.

Y la última, la reforma de las pensiones, que, a priori, pretende eliminar los actuales sistemas de pensiones vigentes (hasta 37) en un sistema único, que sea más justo para todos. Esta medida es, quizás, la más controvertida y la que más tiempo conseguiría la aprobación.

Si finalmente la mayoría parlamentaria no coincidiera con los intereses de la presidencia, se daría la llamada “cohabitación”, que implica que el país estaría realmente gobernado por el primer ministro (apoyado por la Asamblea Nacional) y el papel del presidente sería muy escaso. A día de hoy, no parece la opción más previsible de ahí que las elecciones legislativas francesas del 11 de junio, pese a su importancia, se hayan convertido en un evento que probablemente tenga un impacto mínimo sobre los mercados europeos. Habrá que ver si esto es cierto. De momento, vivimos en un momento de muy baja volatilidad en los mercados europeos, algo que puede persistir, sobre todo si Draghi sigue con su política de expansión. Buen momento por tanto para las bolsas europeas.

Disclaimer: Centro de Inversiones DB: Rosa Duce

La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, pero no constituye oferta, ni solicitud para comprar o vender el producto financiero analizado, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información".

Fuentes: Bloomberg, Deutsche Bank AG Global Markets y elaboración propia. Autoridad supervisora: Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
© Queda prohibida la reproducción, duplicación, redistribución y/o comercialización, total o parcial, de los contenidos de este sitio, ni aun citando las fuentes, salvo con consentimiento previo por escrito de Deutsche Bank S.A.E. Copyright © 2017 Deutsche Bank Sociedad Anónima Española. All rights reserved. Deutsche Bank, S.A.E.-RM.

Madrid,T.28100, L. 0,F.1, S.8, hojaM506294, inscripción 2, -CIF . A-08000614

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

Secciones financieras

Economía

Todas las noticias

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin