28 de octubre de 2020

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Los ataques cibernéticos se incrementan en la actual crisis sanitaria

Estamos viviendo una situación atípica con la crisis sanitaria actual. La pandemia ha modificado nuestros hábitos de vida y ahora nos intentamos proteger tomando medidas al salir de nuestras casas. En el mundo virtual debemos adoptar una postura similar y adoptar una actitud de alerta para estar prevenidos cuando operamos por Internet.

Los ciberdelincuentes se han adaptado al escenario del coronavirus para cometer fechorías, y dado que durante los últimos meses efectuamos mayor número de gestiones por Internet y teléfono, han aumentado sus intentos para estafarnos virtualmente, especialmente contactándonos para interceptar nuestra credenciales de banca online con emails de phishing con temas para captar nuestra atención o su versión para teléfono denominada vishing. Adicionalmente se utilizan otras tácticas de fraude como reclamar una factura “modificada” de un proveedor nuestro.

El vishing

Esta técnica consiste en una llamada inesperada de un estafador con estas temáticas:

  • Llamada de un supuesto empleado del banco o de una empresa que se dedica al control y seguridad de tarjetas. Te avisan de que se está realizando una operación fraudulenta (y ficticia) con tu tarjeta y solicitan datos de la misma. Mientras hablan contigo, realizan compras en línea reales y te piden las claves OTP recibidas por SMS haciéndote creer que son códigos para cancelar la operación falsa.
  • Llamada de un “falso” técnico informático. Bajo el pretexto de limpiar tu ordenador de virus, te exigen el pago de una pequeña cantidad por banca electrónica y te envían un enlace para que te instales un programa con el que conseguirán control de tu dispositivo infectado para realizar operaciones en tu nombre.

Para evitarlo, te aconsejamos que:

  • Rechaza dar información sobre tu persona ni respondas con datos bancarios ni DNI ni mucho menos credenciales a solicitudes que no hayas promovido o iniciado.
  • Ante la duda, corta la comunicación y ponte en contacto, a través del número oficial, con la compañía que supuestamente te pide datos para contrastar lo sucedido.
  • Añade el número de teléfono a tu lista de contactos o anótalo en un papel para reconocerlo en caso de que vuelvan a llamarte.
  • "Instala en tu móvil una aplicación para bloquear llamadas no deseadas y spam. Algunas de ellas incorporan como “TrueCaller” una nutrida comunidad que reporta cada nuevo caso y mantiene actualizada una lista negra de números de teléfono.
  • Mantente alerta también si recibes un SMS que adjunta un teléfono para cancelar una compra ficticia o un enlace a una web falsa.

Fraude de la factura del proveedor

Los delincuentes se hacen pasar por proveedores de servicios para presentar facturas aparentemente verdaderas de servicios contratados reales con detalles de cuentas IBAN fraudulentas que pertenecen a los estafadores.  Es el fraude de la factura del proveedor. Los estafadores envían un correo electrónico a una empresa con una factura que simula ser de un proveedor habitual o pueden contactar por teléfono o WhatsApp a un miembro del personal de contabilidad de la empresa estafada y solicitarle que a partir de ahora ingrese los pedidos en la nueva cuenta bancaria.

¿Qué puedes hacer para prevenir el fraude de facturas “fake” en las empresas?

  • Cuando recibas una petición de cambio de número de cuenta bancaria por parte de un proveedor o acreedor, ponte en contacto con este por medio de una vía de comunicación distinta para confirmar la operación. 
  • Mira cuidadosamente cada factura y compárala con las facturas anteriores que sabes que son genuinas. Los detalles de la cuenta bancaria, la redacción utilizada y el logotipo de la compañía pueden darte pistas sobre la veracidad del documento.

Te recomendamos la suscripción a los avisos de seguridad de la Oficina de la Seguridad del Internauta (OSI)   https://www.osi.es/es/actualidad/avisos   para ponerte al día.

La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, pero no constituye oferta, ni solicitud para comprar o vender el producto financiero analizado, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información.
Fuentes: Elaboración propia: Oscar Torres, Country Information Security Officer.
 © Queda prohibida la reproducción, duplicación, redistribución y/o comercialización, total o parcial, de los contenidos de este sitio, ni aun citando las fuentes, salvo con consentimiento previo por escrito de Deutsche Bank S.A.E. Deutsche Bank Sociedad Anónima Española.  All rights reserved. Deutsche Bank, S.A.E.-RM Madrid,T.28100, L. 0,F.1, S.8, hoja M506294, inscripción 2, -CIF . A-08000614

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin    Youtube   facebook

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin