31 de marzo 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Exportar e Importar, ¿qué medios de pago escoger?

En el comercio internacional la elección del medio de pago es algo transcendental a la hora de negociar el contrato. Los diferentes aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un medio de pago son los siguientes:

  • Coste: Cargas y gastos a asumir.
  • Seguridad a la hora de recibir el cobro o las mercancías en las condiciones pactadas.
  • Confianza entre las partes.
  • Riesgo país.
  • Si el banco del comprador garantiza o no la operación.
  • Necesidad de financiación por las partes.

Así, si la confianza es máxima entre las partes, un cheque, transferencia o remesa simple será suficiente a la hora de elegir el medio de pago. No será necesario que los bancos intervinientes en la operación garanticen el pago. Precisamente por ello, estos medios de pago, serán los más económicos.
Sin embargo, si no hay máxima confianza entre las partes, querremos utilizar una remesa documentaria o un crédito documentario.

La remesa documentaria es un medio de pago donde el exportador remite, a través de su banco, los documentos comerciales, que pueden ir acompañados, o no, de documentos financieros como letras o pagarés. Estos documentos se entregarán al importador a través de una entidad financiera de su país bien en el momento del pago, bien cuando se comprometa al pago diferido de la remesa, o bien contra la aceptación o pago de los documentos financieros si los hubiera, y habiéndose cumplido rigurosamente las instrucciones de entrega indicadas por el exportador.
En una remesa las entidades financieras actúan únicamente como intermediarias, sin asumir la garantía del pago de la misma. En este caso, la confianza entre las partes es media, pues no precisan que los bancos garanticen los pagos pero sí tener el control de los documentos en el caso del exportador y mayor rigor en las fechas de entrega por parte del importador.

El crédito documentario es un medio de pago en el que el banco del importador garantiza el pago al exportador, si éste presenta los documentos que se le exigen de acuerdo con el condicionado del crédito documentario. Si el exportador quiere eliminar el riesgo país en el cobro podrá solicitar a su entidad financiera que añada su garantía de pago, es decir, que lo confirme.  Si actúa usted como importador, contar con un banco con una sólida reputación internacional le dará imagen de solvencia ante sus compradores.

Por último, las transacciones son susceptibles de ser financiadas, en el caso de que el medio de pago sea el crédito documentario esta financiación se podrá obtener con mayor facilidad.

 

 

Disclaimer:
La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento y sólo describe las características de un producto.
Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8, H.M506294, I.2

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

Secciones financieras

Empresas

Todas las noticias

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin