14 de julio de 2017

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Cómo aprovechar a fondo las ventajas de tu tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es un producto financiero con grandes ventajas para el consumidor. Como su propio nombre indica, llevamos un “crédito” en nuestra cartera que nos permitirá financiar cualquier compra, con una flexibilidad muy importante a la hora de elegir los plazos y qué importe pagar cada mes. Además, nos ofrecen también la posibilidad de disponer de dinero en efectivo con cargo a ese crédito y de traspasar saldo de la tarjeta a la cuenta.

El uso de la tarjeta de crédito suele destinarse a adquirir bienes o servicios que exceden de nuestros ingresos mensuales y por tanto, sin financiación, no podríamos acceder a ellos.

¿Qué  debemos evitar?

  • Falta de control del gasto: acumular compras sin saber cuál es su importe total. Desconocer el porcentaje que representarán los gastos sobre el total de ingresos.
  • Uso incorrecto de plazos y cuotas: realiza una previsión de ingresos y ajusta la devolución del crédito a tu comodidad, cuanto menos tiempo tardes en pagar el crédito menores intereses.
  • Perder de vista y no custodiar convenientemente tanto el plástico como el PIN.

Gracias a la tecnología, como por ejemplo las Apps (aplicaciones para dispositivos móviles) o la banca online de la mayoría de las entidades financieras, podemos permitirnos  llevar un presupuesto al día de los pagos realizados con nuestras tarjetas. Además, accedemos de manera fácil y rápida al extracto de las operaciones que hemos realizado con nuestra tarjeta y nos ayudarán a mantener el control de nuestros gastos.

Es realmente importante estar informado de las condiciones de financiación (intereses, comisiones, costes de pagar en otra moneda etc…) para analizar cuál es la opción de pago que nos conviene y el coste total de financiar la compra.

¿Qué significa flexibilidad en el pago?

La ventaja fundamental del uso de las tarjetas de crédito es la flexibilidad a la hora de devolver el importe gastado, ya que nos permiten elegir la mejor manera para pagar nuestras compras, pudiendo adaptarla a nuestras necesidades. Es decir, podemos pagar “a la carta” como mejor nos convenga. Normalmente nos ofrecen la posibilidad de elegir entre diferentes modalidades de devolución:

  • Fraccionar el pago durante un número de meses determinado: En esta modalidad se reparte el importe financiado más los intereses generados, entre el número de meses que hayamos elegido como plazo de devolución. De esta manera, en el caso de una compra de 850 euros, por ejemplo, que queremos financiar en 3 meses, si la cuota mensual es de 300 euros, sabremos que el coste por esta financiación es de 50 euros.
  • Pagar una cantidad fija al mes: Con esta modalidad establecemos desde el principio el importe de la cuota que queremos pagar mensualmente, de manera que la cuota será fija aunque añadamos nuevas compras al cargo de nuestra tarjeta. El plazo en este caso variará dependiendo de si vamos añadiendo nuevas operaciones a nuestra tarjeta.
  • Pagar un porcentaje sobre la deuda al mes: Es similar a la opción anterior, pero no conocemos qué vamos a pagar mes a mes, ya que la cuota dependerá del importe financiado sobre el que se aplica el porcentaje, ni tampoco cuando va a finalizar el pago.
  • Pagar unas compras a fin de mes y otras aplazarlas dentro del mismo mes de facturación.

En definitiva, tenemos a nuestro alcance un producto que nos permite disponer de crédito para realizar aquellas compras que necesitamos, o hacer frente a un gasto inesperado de manera rápida y sencilla, con la ventaja de poder establecer la modalidad de devolución más adecuada a nuestras necesidades. Ahora bien, debemos tener en cuenta que, como en cualquier otro producto de financiación, es importante controlar nuestro presupuesto y tener la seguridad de tener la capacidad de afrontar los pagos.

Disclaimer: La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de contratación y sólo describe las características de productos. Las decisiones de contratación se deben basar en la información completa de venta que le pueden facilitar en la entidad financiera (Ficha Precontractual -FIPRE). Antes de realizar una contratación consulte con su gestor.
Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8, H.M506294, I.2


 

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin