3 de junio de 2016

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

Transferencias financiadas para ayudarte en tu negocio

¿Tienes un negocio? Si es así, sabrás mejor que nadie la cantidad de pagos a proveedores que esto supone. Pero lo que puede que no sepas es que estos pagos se pueden financiar de una forma mucho más sencilla de lo que crees. Lo habitual es que para abastecer nuestro negocio, primero se pague y luego ya se recupere con la venta. Primero habrá que encargar y pagar el vino a la bodega antes de poder servirlo en la mesa. Y si nos da por renovar el local, comprar sillas nuevas o cambiar el parquet, ya ni hablamos.

Si realmente se trata de una inversión importante, como cambiar toda la cocina, tendrás que pedir un préstamo. Pero para tus pagos a proveedores del día a día o para tus compras extraordinarias que puedes asumir sin necesidad de un crédito, puedes hacer transferencias de forma rápida y económica… dentro y fuera de España. La normativa legal permite que todas las transferencias dentro la zona euro disfruten de las mismas ventajas en términos de rapidez, sencillez y coste. Así que da igual que compres el vino en la Rioja, el Priorat, la Ribera del Duero, la Provenza, Burdeos, Borgoña, la Toscana o Sicilia. Desde hace un tiempo, gracias a la normativa SEPA (Single Euro Payments Area), cualquier cobro o pago que se realice en euros dentro de los países de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, San Marino y Mónaco, tiene unos costes de emisión y recepción y unas condiciones iguales. Da igual que compres en la bodega de al lado de casa o en la campiña francesa, hacer el pago por transferencia cuesta lo mismo.

Pero eso no es todo, porque ahora viene lo bueno. Las transferencias dentro de territorio SEPA se pueden financiar muy fácilmente.  Tanto, que sólo hay que acceder al portal de tu banco online, indicar la cantidad que quieres que se pague a tu proveedor, y seleccionar la opción de financiar a 90 días por ejemplo. De esta forma, el proveedor recibirá el dinero y tú no lo pagarás hasta dentro de tres meses, cuanto ya hayas tenido tiempo de vender y amortizar todas las botellas.
Con las transferencias SEPA financiadas es posible negociar mejores precios con el proveedor al realizar los pagos al contado y, según el descuento obtenido y el coste de la financiación, puede incluso llegar a tener un beneficio. Es simple, el banco asume el pago por ti y tú lo devuelves a 30, 60, 90 o 180 días. Y si lo haces a través de banca online, recibes un comprobante de pago al instante para que se lo puedas enviar a tu proveedor.

Así que ya lo sabes, si tienes un negocio o una pyme, ahora tú también puedes financiar tus transferencias. Los pagos financiados a coste reducido ya no son un privilegio de empresas internacionales.

Disclaimer:La información contenida en este documento no debe considerarse como asesoramiento de inversión y sólo describe las características de productos. Las decisiones de inversión se deben basar en el folleto completo o simplificado de venta. El folleto de venta contiene información detallada de los posibles riesgos. Antes de realizar una inversión consulte con su gestor.
Deutsche Bank, S.A. Española – NIF A-08000614, R.M. Madrid, T.28100, L.0, F.1, S.8,H.M506294, I.2

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

Secciones financieras

Empresas

Todas las noticias

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin