Planifica tu inversión

Diversificar tu capital en diferentes productos financieros te permite compensar las posibles pérdidas con las ganancias.
Una buena estrategia de diversificación consiste en invertir en activos que combinan estas características:
Diversificación por tipo de activo
Combina entre renta fija y renta variable, así como diferentes niveles de rentabilidad y liquidez.
Diversificación geográfica
Una posible crisis en un país puede compensarse con el crecimiento económico de otro.
Diversificación sectorial
Conviene diversificar en este aspecto y no elegir compañías del mismo sector que pueden verse igualmente afectadas.
Empieza ya a diversificar tu inversión
Puedes hacerlo tú mismo
Elige la combinación de productos que más se adapte a tu perfil inversor y a los objetivos que quieres obtener.
Con DB Asesora
Una buena opción para encontrar la mejor combinación, gracias al asesoramiento de nuestros gestores expertos.