Fiscalidad

Fiscalidad de Warrants

Las rentas derivadas de la titularidad de los warrants, se considera como una emisión de valores negociables que no representa la captación y utilización de capitales ajenos, y que por tanto no originan rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios. Bajo esta premisa, su tratamiento fiscal es el siguiente:

Las rentas derivadas de la venta del warrant se considerarán ganancias o pérdidas patrimoniales.

Cálculo de la ganancia o pérdida patrimonial

Para calcular la ganancia o pérdida se tienen en cuenta la diferencia entre el precio de venta y el valor de adquisición más los gastos y tributos de la operación.

En el supuesto de obtener beneficios con el ejercicio o venta del warrant, la renta se considerará ganancia patrimonial. La renta se calcula de la siguiente forma:

Call warrant = precio de liquidación – precio de ejercicio
Put warrant = precio de ejercicio – precio de liquidación

Si llegado el vencimiento, el warrant no se hubiera ejercitado, y no diese lugar a ningún tipo de liquidación, se producirá una pérdida patrimonial fiscalmente computable por el importe del valor de adquisición del warrant.

Integración en la base imponible del IRPF y tipo de gravamen
  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de warrants se integran en la base imponible del ahorro del IRPF.
  • La base liquidable del ahorro del IRPF (rendimientos del capital mobiliario y  ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones patrimoniales) tributa a un tipo del 19,5% por los primeros 6.000 €, de 6.000 € hasta 50.000 € al 21,5% y al 23,5% a partir de 50.000 € (19%, 21% y 23% a partir de 2016, respectivamente).

Compensación de Minusvalías/Pérdidas
  • El saldo negativo resultante de integrar y compensar entre sí las ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones, cualquiera que sea su período de generación, podrá compensarse con el saldo positivo resultante de integrar y compensar entre sí los rendimientos del capital mobiliario de la base imponible del ahorro, con el límite del 25% de dicho saldo positivo.
    Transitoriamente dicho porcentaje será del 10% para 2015, del 15% para 2016 y del 20% para 2017, aplicándose el 25% a partir de 2018.
  • Si finalmente resultara un saldo negativo, se trasladará a los cuatro años siguientes para su aplicación de acuerdo con el mismo orden de compensación anteriormente detallado.
Retención

Las ganancias patrimoniales derivadas de warrants no están sujetas a retención a cuenta del IRPF.

* Información con carácter general y sin carácter exhaustivo de la fiscalidad aplicable a los warrants, de conformidad con la legislación estatal, sin perjuicio de los regímenes tributarios forales.