28 de septiembre de 2020

Utilizamos cookies analíticas propias, que nos informan sobre sus hábitos de navegación para mejorar la calidad de nuestros servicios y la experiencia de navegación. Si continúa navegando entenderemos que consiente en la instalación y uso. Para más información, visite nuestra política de cookies.

¿Por qué queremos reformar nuestra casa (y nuestro vecino también)?

Muchos españoles se han lanzado a reformar su vivienda después de la dura experiencia del confinamiento de primavera y del complicado futuro que dibuja la pandemia a corto plazo. Saben que van a pasar más tiempo en casa en los próximos meses, que el teletrabajo ha venido para quedarse y que existen numerosas ayudas públicas.

Según un informe1  publicado el pasado mes de julio por la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Material de Construcción (Andimac), seis de cada diez hogares españoles querían reformar su vivienda, una cifra que despegó en el confinamiento y que se colocó diez puntos por encima de la media europea. En junio, según la asociación, el volumen de negocio de las reformas alcanzó los niveles de años anteriores.

La intención de esa primera batida de cambios parecía clara: proyectar hacia fuera las viviendas como reacción a los meses de encierro… y de ahí que, según Andimac, las reformas se focalizasen entonces en terrazas, piscinas, instalaciones de aire acondicionado y jardinería. En la siguiente batida se incorporarán, muy probablemente, objetivos como mejorar la adaptación de los espacios al teletrabajo y la eficiencia energética o poner a punto el piso para venderlo a un precio más atractivo.

El alarmante rebrote de Covid-19 en otoño y la nueva regulación del teletrabajo sugieren que miles de profesionales tendrán, como mínimo, jornadas híbridas durante bastantes meses y, dependiendo de la evolución de los contagios, los tratamientos y las vacunas, quizás años. No es lo mismo trabajar en el salón o en el dormitorio provisionalmente que saber que lo harás a largo plazo. Según un sondeo de CBRE2 , el 60% de las empresas se prepara ya para que todos sus empleados trabajen parcialmente desde casa en los próximos años. 

Si hacen falta ajustes para que un salón o un dormitorio cumplan la función de oficina, ocurre lo mismo con la venta de la vivienda en un contexto en el que se prevén fuertes bajadas de precios3. Una manera de mitigar esas bajadas y de acelerar la transacción es poner la casa para entrar a vivir, que solo falte personalizarla al gusto del nuevo propietario. Eso, en la mayoría de los casos, implica reformarla y, si se necesita vender ahora, hacerlo rápido. El precio medio de una reforma integral en España es de algo más de 25.000 euros4 , pero, como en tiempos de recesión a los hogares puede faltarles liquidez, Deutsche Bank les ofrece también la posibilidad de solicitar una hipoteca5  o un préstamo personal6

Otro motivo para reformar durante los próximos meses puede ser reducir la factura energética aprovechando, al mismo tiempo, las nuevas ayudas públicas. El Gobierno anunció en agosto un programa de 300 millones de euros7  para incentivar cambios en la envolvente térmica de los edificios, sustituir sus calderas por renovables o mejorar la eficiencia de la iluminación. El Estado se compromete a subvencionar entre el 25% y el 35% del coste de la rehabilitación y de actuaciones sobre alumbrado. En cuanto a los pisos, el Gobierno está intentando movilizar 2.000 millones de euros8  para cuadruplicar, en dos años, el número de los que se reforman anualmente en España, que pasarían de 30.000 a 120.000.

Así que, durante los próximos meses, todo parece indicar que hay muy buenos motivos para darle una vuelta a la vivienda. Además, según un informe de Houzz y el Hogar9 , los españoles se encuentran entre los europeos que mejor calculan los gastos. De hecho, casi un 60% no se sale del presupuesto previsto para la reforma. Eso es tener puntería. 

Subscríbete ahora a nuestra newsletter semanal.

¡Suscríbete! Contenidos exclusivos para suscriptores

¿Sobre qué tema te gustaría saber más?

Nuestras redes sociales

twitter    linkedin    Youtube   facebook

Comparte Espacio de Finanzas en tus redes

twitter    facebook    linkedin