Tendencias & Actualidad // 24 de febrero de 2022

CIO VIEWPOINT


Visión económica y por clase de activo

En EEUU, la economía sigue creciendo y las tasas de inflación siguen siendo elevadas ("growthflation"). Un menor apoyo fiscal y las actuales interrupciones de la cadena de suministro podrían representar factores adicionales alcistas en el futuro. Pero el consumo sigue siendo bastante robusto, apoyado sobre todo por la solidez del mercado laboral y la subida de los salarios. Esperamos un crecimiento del PIB de EEUU del +3,8% en 2022. Los riesgos a la baja para el crecimiento incluirían un aumento persistente de la inflación y una subida significativa de los tipos.

En la Eurozona, muchos factores indican que el crecimiento del PIB seguirá sólido en 2022. Tras una fuerte recuperación en 2021, se espera que el exceso de ahorro, el apoyo fiscal del Fondo Next Generationde la UE y un consumo robusto impulsen un crecimiento por encima del potencial en 2022. Esperamos un crecimiento del PIB en 2022 del +4,4%.

En China, el gobierno sigue aplicando un enfoque de "Covidcero", lo que lastra el crecimiento. A partir del segundo trimestre, se espera que tanto la crisis inmobiliaria como la pandemia se desvanezcan gradualmente, y las amplias medidas de impulso económico tengan un impacto cada vez mayor. Prevemos un crecimiento del PIB del +5,0% para China en 2022.

En Japón, el nuevo aumento de las infecciones por coronavirus y la introducción de restricciones han afectado a la actividad doméstica. Sin embargo, la experiencia de otros países sugiere que el impacto de la variante Omicronserá visible, pero de corta duración. Con el apoyo de los estímulos fiscales, esperamos que el crecimiento del PIB alcance el +3,0% en 2022.

Los principales motores de la inflación siguen siendo los relacionados con la energía y los bienes duraderos. Como esperamos que las interrupciones de la cadena de suministro disminuyan en la segunda mitad de 2022 y que el precio del petróleo se modere, es probable que las presiones sobre los precios se suavicen en los próximos meses. Se espera que la inflación subyacente de EEUU alcance el 3,1% en el ejercicio 2022 (deflactor del consumo privado, tasa subyacente, dic/dic).

Es probable que la Fedsuba los tipos de interés seis veces de aquí al primer trimestre de 2023. Además, es probable que la Fed comience a reducir su balance a finales de año.

Se espera que el BCE recalibre su postura monetaria en el transcurso de los próximos meses. Esperamos que ponga primero fin a sus compras netas de activos y luego suba el tipo depodos veces en el horizonte de previsión.

El Banco de Japón continuará con su programa de expansión cuantitativa con control de la curva de tipos todo el tiempo que sea necesario hasta alcanzar la estabilidad de precios del 2%.

A medida que avanza el ciclo expansivo, los principales riesgos a la baja en EEUU a largo plazo serían un sobrecalentamiento de la economía junto con un aumento sostenido de la inflación. Puede haber dudas en torno al futuro ciclo de subidas de tipos. Las expectativas de inflación, que tienden a ser más altas, podrían dar lugar a que la Reserva Federal realice más subidas de las esperadas y a una reducción más rápida de su balance, lo que podría dar lugar a una subida de los tipos. Con la vuelta a cifras de crecimiento potencial a finales de 2023, el alto nivel de deuda pública podría volver a cobrar protagonismo. Prevemos un crecimiento del PIB estadounidense para 2023 del 2,5%.

Las economías de la Eurozona seguirán recuperándose a lo largo de 2022 gracias a la fuerte demanda y al apoyo fiscal, pero la escasez de bienes intermedios y de mano de obra cualificada pesarán sobre la producción. Esperamos que el crecimiento de la Eurozona vuelva a niveles tendenciales el año que viene, aunque prevemos una cifra de crecimiento del 2,5% en 2023, principalmente debido a un importante efecto estadístico.

Se espera que la dinámica de crecimiento del PIB chino se mantenga en el nivel actual. Prevemos un PIB chino del 5,0% en 2023. A más largo plazo, el objetivo del gobierno chino seguirá siendo un crecimiento menor, pero de mayor calidad: más sostenible, con menos apoyo político y menos financiado por la deuda, y centrado en la "prosperidad común".

Se espera que el impulso económico japonés se ralentice en el futuro, con un crecimiento del PIB japonés del 1,3% en 2023.

Para 2023 esperamos que la inflación estadounidense se desacelere, pero siga siendo elevada, por encima del objetivo del 2% de la Fed. Nos mantenemos en nuestro escenario de que la inflación se mantendrá en promedio más alta que en los tiempos pre-pandémicosa largo plazo. Esperamos una inflación subyacente en EEUU del 2,3% en 2023 (deflactor del consumo privado, tasa subyacente, dic/dic).

Es probable que la Fedsiga subiendo los tipos de interés en 2023. Tras cinco subidas en 2022, esperamos que la Fed suba tres veces en 2023 y que continúe con la reducción del balance. El debilitamiento del impulso económico y la disminución de la inflación podrían llevar a pausar su política de endurecimiento.

El BCEespera que las presiones sobre los precios retrocedan, pero es probable que vuelva a elevar sus previsiones de inflación en su reunión de marzo. Esperamos el fin de las reinversiones en el marco del Programa de Compra de Activos (APP) en 2023.

Dado que la inflación se mantiene por debajo del objetivo del Banco de Japón, no esperamos ningún cambio importante en su política monetaria en el horizonte de previsión.

La información suministrada en este documento está basada en criterios objetivos e información fiable, pero no constituye oferta, ni solicitud para comprar o vender el producto financiero analizado, quedando la opinión expresada en la fecha de emisión del análisis, sujeta a cambios experimentados por los mercados. Deutsche Bank no se responsabiliza de la toma de decisiones que se fundamenten en esta información".Deutsche Bank Sociedad Anónima Española. All rights reserved. Deutsche Bank, S.A.E.-RM Madrid,T.28100, L. 0,F.1, S.8, hoja M506294, inscripción 2, -CIF . A-08000614