Moratoria hipotecaria, de créditos/préstamos sin garantía hipotecaria y tarjetas saldo aplazado

Moratoria hipotecaria y de créditos/préstamos sin garantía hipotecaria - COVID 19

En Deutsche Bank nos unimos a las medidas extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social causado por el COVID-19.
Si estás en situación de vulnerabilidad económica, según se define ésta en el Real Decreto-ley 8/2020 y el Real Decreto-ley 11/2020 y no puedes hacer frente en estos momentos el pago de las cuotas de tu hipoteca u otros contratos de crédito/préstamo dispones de dos opciones para que elijas la que más se ajuste a tus necesidades:

  • Solicitar moratoria hipotecaria y/o moratoria de créditos/préstamos sin garantía hipotecaria contemplados en el Real Decreto-ley 8/2020 y Real Decreto-ley 11/2020 publicados en el BOE.
  • Solicitar cobertura de Seguro de Protección de Pagos, para el préstamo hipotecario o el crédito / préstamo sin garantía hipotecaria, si contrataste este seguro asociado a tu hipoteca o a tu crédito/préstamo, está actualmente en vigor y se cumplen los supuestos de cobertura del seguro.

Adicionalmente, Deutsche Bank se ha adherido al acuerdo sectorial promovido por la Asociación Española de Banca (AEB) denominado moratoria sectorial para hacer frente a los pagos de los préstamos hipotecarios y créditos o préstamos sin garantía hipotecaria, debido a la crisis sanitaria del COVID-19. La moratoria sectorial es sustitutiva a la Moratoria legal o  complementaria a las dos medidas indicadas anteriormente.

A continuación se describen los requisitos que establece el Real Decreto 8/2020 y el Real Decreto 11/2020 para acceder a la moratoria hipotecaria y de créditos/préstamos sin garantía hipotecaria, así como los pasos a seguir para solicitarla. Estudiaremos los casos que se nos presenten y daremos una respuesta acorde a las actuales circunstancias.  

Te informamos también del funcionamiento y coberturas del Seguro de Protección de Pagos.

¿A quién va dirigida esta medida de moratoria?


Se podrán acoger a esta medida las personas físicas titulares de:

  • Deuda hipotecaria para la adquisición de vivienda habitual
  • Deuda hipotecariapara adquisición de inmuebles afectos a la actividad económica que desarrollen los empresarios y profesionales (locales comerciales, despachos profesionales, ...)
  • Deuda hipotecaria para adquisición de viviendas distintas a la habitual en situación de alquiler y para las que el deudor hipotecario, persona física, haya dejado de percibir la renta arrendaticia desde la entrada en vigor del Estado de alarma.
  • Deuda de créditos o préstamos sin garantía hipotecaria (incluyendo los créditos al consumo)

Que mantengan las personas situación de vulnerabilidad económica, según se define ésta en el Real Decreto-ley 8/2020 y el Real Decreto-ley 11/2020

También se podrán acoger a esta medida los fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones establecidas para el deudor hipotecario.

¿Qué requisitos se deben cumplir?


Para poder acceder a la moratoria de la deuda hipotecaria o de crédito sin garantía hipotecaria es necesario que se cumplan todas las circunstancias indicadas a continuación:

  • Que como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo1 o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida de sus ingresos o una caída de sus ventas de al menos el 40%.
  • 1La acreditación de la situación de desempleo no resultará necesaria en el supuesto de solicitud de moratoria para la adquisición de inmuebles afectos al desarrollo de la actividad comercial.
  • Que como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:
    1. Con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).
      •  IPREM Mensual (2020): 537,84€ X 14 pagas = 7.529,76€
      •  Importe máximo de ingresos: 7.529,76€ x 3 = 22.589,28€
    2. Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar (0,15 veces en el caso de unidad familiar monoparental).
    3. Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.
    4. En caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada discapacidad igual o superior al 33 por ciento, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cuatro veces el IPREM, sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.
    5. En el caso de que el deudor hipotecario sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental, o con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento, o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65 por ciento, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cinco veces el IPREM.

En caso de moratoria hipotecaria:

  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos supongan, al menos el 35% de los ingresos netos percibidos por los miembros de la unidad familiar.
  • Que la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas, de forma que, el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta, se haya multiplicado por, al menos, 1,3.
¿Cómo funcionan los Seguros de Protección de Pagos asociados a un préstamo hipotecario y a un préstamo personal?
  • Existe una franquicia de 30 días en caso de desempleo. Es decir, la aseguradora CARDIF abonará el importe de las cuotas mensuales del préstamo por cada 30 días consecutivos en que el asegurado se encuentre en dicha situación; de esta forma, si la duración del estado de desempleado es inferior a 30 días, el asegurado no tendrá derecho a indemnización.
  • La franquicia por incapacidad temporal / baja es de 30 días consecutivos para pólizas contratadas antes de 11 de octubre de 2017, y sin franquicia para pólizas contratadas a partir de esa fecha. Es decir, la aseguradora Cardif abonará las cuotas mensuales que venzan desde la fecha de la baja.
  • La cobertura del Seguro de Protección de Pagos asociado a préstamos hipotecarios es de 12 cuotas consecutivas y 18 cuotas alternas para pólizas contratadas antes del 11 de octubre de 2017, y de 12 cuotas consecutivas y 24 cuotas alternas para pólizas contratadas a partir de esa fecha.
  • La cobertura del Seguro de Protección de Pagos asociado a préstamos personales es de 8 cuotas consecutivas y 18 alternas.
  • En caso de despido y ERTE existe una carencia entre siniestros de 180 días. El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, establece que las medidas extraordinarias en el ámbito laboral que en él se prevén están sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de 6 meses desde la fecha de reanudación de la actividad, con lo que en el caso de siniestros por razón de un ERTE sujeto a dicha norma, debería cumplirse la carencia.
    En el caso de incapacidad temporal la carencia entre siniestros es de 180 días por la misma enfermedad y 30 días por enfermedad distinta.

Si NO has sufrido un despido o ERTE y no estás en incapacidad temporal/baja como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19, aunque hayas contratado un Seguro de Protección de Pagos asociado a tu préstamo hipotecario, el seguro no podrá ofrecerte esta cobertura.

Si optas por solicitar la moratoria y posteriormente sufres un despido, ERTE o incapacidad temporal, no podrás solicitar la cobertura del seguro de Protección de Pagos, mientras mantengas la moratoria en el pago de la cuota hipotecaria.

Si no estás en situación de vulnerabilidad económica, pero cumples los requisitos de cobertura del Seguro de Pagos Protegidos, puedes solicitar dicha cobertura.

Para más información consulta nuestro apartado de Seguro de Protección de Pagos DB – Préstamos Hipotecarios

Pasos para realizar la solicitud de moratoria


Si cumple los requisitos que establece el Real Decreto-ley 8/2020 y el Real Decreto-ley 11/2020 podrá solicitar tanto la moratoria hipotecaria como la moratoria de créditos/préstamos sin garantía hipotecaria mediante los siguientes pasos:

Si tiene cualquier duda, contacte con su gestor.
Una vez recibida toda la documentación procederemos a la comprobación y estudio de la misma. Recibirá respuesta en un plazo máximo de 15 días.

Documentación que se debe acompañar con la solicitud


Según establecen el Real Decreto-ley 8/2020 y el Real Decreto-ley 11/2020, se deberá presentar la siguiente documentación:

  • En caso de desempleo, el certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones*, donde figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  • En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, el certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  • Respecto a las personas que habitan la vivienda:
    • o Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
    • o Certificado de empadronamiento**, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
    • o Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Respecto a la titularidad de los bienes:
    • o Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad*** de todos los miembros de la unidad familiar.
    • o Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.
  • En caso de cese en la percepción de la renta arrendaticia:
    • o Acreditación documental del reconocimiento de la moratoria al arrendatario.
    • o Contrato de arrendamiento.
  • En caso de crédito/préstamo sin garantía hipotecaria:
    • o Si tiene préstamos/créditos concedidos en otra entidad, los contratos suscritos con dicha entidad financiera.

Adicionalmente, también se deberá presentar una declaración responsable del deudor/es relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo y el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo.

Si no puede obtener alguno de los documentos anteriormente mencionados por motivos ajenos a su voluntad, se debe remitir la documentación que tenga disponible justificando los motivos relacionados con la crisis que le hayan impedido su aportación.

Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas se dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiese facilitado.

* El certificado de desempleo se puede solicitar a través de la web Sede electrónica del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
**El certificado de empadronamiento se solicita en el Ayuntamiento de cada provincia
***La nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad se puede solicitar por correo electrónico al Registro de la Propiedad donde esté inscrita la vivienda, adjuntando fotocopia del DNI. Las direcciones de correo electrónico están disponibles en el siguiente enlace Lista de correos electrónicos de los Registros de la Propiedad

La solicitud de esta nota mientras dure el estado de alarma será gratuita. Puedes consultar más información en el siguiente documento.
Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad

Efectos de la moratoria


Durante el período de vigencia de la moratoria, el deudor no realizará el pago de las cuotas hipotecarias, ni total ni parcialmente. Tampoco se devengarán intereses.
En el caso de fiadores y avalistas la entidad deberá agotar el patrimonio del deudor principal antes de reclamarles la deuda garantizada, aun cuando en el contrato hubieran renunciado expresamente al beneficio de excusión.
La moratoria tiene un plazo de tres meses, ampliables mediante Acuerdo de Consejo de Ministros.

Plazos de solicitud y Concesión


La moratoria de deuda puede solicitarse desde el 19 de marzo de 2020 y hasta quince días / 1 mes, en el caso de tratarse de contratos de crédito sin garantía hipotecaria, después del fin de la vigencia de los Reales Decretos-ley 8/2020 y 11/2020.

Una vez el/los deudor/es realice/n la solicitud para acogerse a la moratoria de deuda hipotecaria y aporten la documentación acreditativa necesaria, se procederá a su análisis y se le comunicará su estimación o desestimación en un plazo máximo de 15 días.

La formalización de la moratoria hipotecaria deberá realizarse en escritura pública e inscribirse en el Registro de la Propiedad siendo los costes de Notaria y Registro satisfechos por el Banco.

La escritura pública no se formalizará hasta que vuelva a restablecerse plenamente la libertad deambulatoria.

No obstante, ello no impedirá la aplicación de la moratoria de la deuda hipotecaria, que se llevará a cabo una vez se haya concedido la misma, en los términos y plazo anteriormente indicados.

Una vez restablecida la libertad deambulatoria, el Banco realizará los trámites necesarios para proceder a la firma de la escritura ante Notario, no siendo necesaria tu intervención.

Asimismo, una vez el/los deudor/es realice/n la solicitud para acogerse a la moratoria de deuda no hipotecaria y aporte/n la documentación acreditativa necesaria, se procederá a la comprobación y estudio de la misma en el menor plazo de tiempo posible. Una vez verificado el cumplimiento de los requisitos anteriormente mencionados, la moratoria será aplicada con carácter automático.

Información adicional


Para más información puede consultar el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo y el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.


 

Moratoria de tarjetas – COVID-19

Te presentamos las diferentes opciones que pueden ayudarte al pago de las cuotas de las tarjetas de crédito con saldo aplazado y flexipagos, si estás afectado económicamente por el COVID-19.


  • a) Cambiar la modalidad de pago de tarjeta al pago mínimo.

    Esta opción contempla que se pague un mínimo del 2% del límite de crédito de la tarjeta, desde 20€/mes.

    Este cambio se puede realizar en Banca Internet sección operar > Tarjetas > Otras operativas > Cambiar forma de pago.

    Si decides elegir esta opción la nueva forma de pago se aplicará a todas las tarjetas agrupadas en el contrato. Una vez establecida la opción de pago mínimo se podrá mantener todo el tiempo que consideres necesario, se aplicará de forma inmediata y sin necesidad de acreditar ningún tipo de documentación.


  • b) Solicitar cobertura de Seguro de Protección de Pagos, si contrataste este seguro asociado a tu contrato de tarjeta, está actualmente en vigor y se cumplen los supuestos de cobertura del seguro.

    Si tu contrato de tarjeta dispone del seguro de protección de pagos de la compañía MetLife y estás en situación de desempleo (incluidos ERTES) o incapacidad temporal (según se definen en el Boletín de Adhesión del seguro) y concurren las demás circunstancias para obtener la cobertura del mismo, te recordamos:

    • Dispones legalmente de un plazo máximo de 7 días desde que ocurre el siniestro para comunicarlo a la compañía aseguradora.
    • Existe una franquicia de 30 días en caso de desempleo e incapacidad temporal.
    • La indemnización para tarjetas de crédito con saldo aplazado es del 10% del saldo aplazado acumulado en la tarjeta en el cierre del último extracto mensual anterior a la ocurrencia del siniestro. La indemnización máxima será de 12 meses continuos y 18 repartidos en distintos periodos, hasta un máximo de 600€/mes por siniestro y tarjeta.
    • El pago de la indemnización se realiza en la cuenta corriente asociada a la tarjeta.

  • c) Solicitar la moratoria de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito con forma de pago "saldo aplazado" o flexipago contemplada en el Real Decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

¿A quién va dirigida la medida de moratoria crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito del Real Decreto-ley 11/2020 de 31 de marzo por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19?


Se podrán acoger a esta medida las personas físicas titulares de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito que mantengan situación de vulnerabilidad económica, según se define ésta en el Real Decreto-ley 11/2020, y tengan forma de pago "Saldo Aplazado" o Flexipago.

¿Qué requisitos se deben cumplir?


Para poder acceder a la moratoria de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito es necesario que se cumplan todas las circunstancias indicadas a continuación:

  • Que como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 el deudor pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida de sus ingresos o una caída de sus ventas de al menos el 40%.
  • Que como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:
    1. Con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).
      •  IPREM Mensual (2020): 537,84€ X 14 pagas = 7.529,76€
      •  Importe máximo de ingresos: 7.529,76€ x 3 = 22.589,28€
    2. Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar (0,15 veces en el caso de unidad familiar monoparental).
    3. Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.
    4. En caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada discapacidad igual o superior al 33 por ciento, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cuatro veces el IPREM, sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.
    5. En el caso de que el deudor hipotecario sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental, o con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento, o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65 por ciento, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cinco veces el IPREM.
  • Que la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas, de forma que, el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta, se haya multiplicado por, al menos, 1,3.
Pasos para realizar la solicitud de moratoria de tarjetas de crédito con forma de pago saldo aplazado o flexipago


Si cumples los requisitos que establece el Real Decreto-ley 11/2020 podrás solicitar la moratoria de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito mediante los siguientes pasos:



Para la plena efectividad de la moratoria en su caso concedida y al objeto de que tu deuda no se vea incrementada, procederemos al bloqueo de tus tarjetas desde el momento de recepción de tu solicitud.

En el supuesto de que la moratoria no te fuera concedida, procederemos al desbloqueo de las tarjetas.

Una vez recibida toda la documentación procederemos a la comprobación y estudio de la misma en el menor plazo de tiempo posible Una vez verificado el cumplimiento de los requisitos anteriormente mencionados, la moratoria será aplicada con carácter automático.

Si deseas realizar alguna consulta, puedes contactar con tu gestor personal.

Documentación que se debe acompañar con la solicitud

Según establecen el Real Decreto-ley 11/2020, se deberá presentar la siguiente documentación:

  • En caso de desempleo, el certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones*, donde figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.
  • En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, el certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.
  • Respecto a las personas que habitan la vivienda:
    • o Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
    • o Certificado de empadronamiento**, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
    • o Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Si tienes otra financiación sin garantía hipotecaria concedida en esta u otras entidades financieras, los contratos suscritos con dicha entidad financiera


Adicionalmente, también se deberá presentar una declaración responsable del deudor relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo

Si no puedes obtener alguno de los documentos anteriormente mencionados por motivos ajenos a tu voluntad, deberás remitir la documentación que tengas disponible justificando los motivos relacionados con la crisis que te hayan impedido su aportación.

Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas dispondrás de un plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubieses facilitado.

* El certificado de desempleo se puede solicitar a través de la web Sede electrónica del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
**El certificado de empadronamiento se solicita en el Ayuntamiento de cada provincia

Efectos de la moratoria de deuda de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito


La moratoria de crédito/s no hipotecario/s instrumentado/s mediante tarjeta/s de crédito conllevará, durante el período de vigencia de la misma, los siguientes efectos.

  1. El aplazamiento automático y sin intereses durante tres meses ampliable mediante Acuerdo del Consejo de Ministros, y siempre que mantengas la situación de vulnerabilidad económica señalada en el artículo 16 del Real Decreto-Ley 11/2020, de las cuotas devengados al amparo de lo establecido en su contrato de tarjeta.
  2. Para la plena efectividad de la moratoria concedida y al objeto de que tu deuda no se vea incrementada, el bloqueo de tus tarjetas de crédito durante el período de vigencia de la moratoria concedida y desde el momento de presentación de tu solicitud. En el supuesto de que la moratoria no te fuera concedida, DEUTSCHE BANK procederá al desbloqueo de la tarjeta.
  3. Para el supuesto de que la modalidad de pago de tu tarjeta sea "Total fin de mes", la modificación de la forma de pago a "Saldo Aplazado". Una vez finalizado el período de moratoria la forma de pago se mantendrá como "Saldo Aplazado", pudiendo solicitar en su caso su modificación cuando lo consideres oportuno.
Plazos de solicitud y Concesión de la moratoria de deuda de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito

La moratoria de deuda de crédito/s no hipotecario/s instrumentados mediante tarjeta/s de crédito puede solicitarse desde el 19 de marzo de 2020 y hasta 1 mes después del fin de la vigencia de los Reales Decretos-ley 8/2020 y 11/2020.

Asimismo, una vez el deudor realice la solicitud y aporte la documentación acreditativa necesaria, se procederá a la comprobación y estudio de la misma en el menor plazo de tiempo posible. Una vez verificado el cumplimiento de los requisitos anteriormente mencionados, la moratoria será aplicada con carácter inmediato.

Información adicional


Para más información puede consultar el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo y el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.


 

Moratoria Sectorial

A raíz de la crisis sanitaria del COVID-19 se ha llegado a un acuerdo sectorial sobre el aplazamiento de operaciones de financiacion de clientes, promovido por la Asociación Española de Banca (AEB), al que se ha adherido Deutsche Bank, y que es adicional a las medidas adoptadas por el Gobierno en los RDL 8/2020 y 11/2020.

Dicho acuerdo supone la posibilidad de acogerse a una Moratoria Sectorial complementaria a la Moratoria hipotecaria legal o sustitutiva de ésta.

A continuación se describe cómo acceder a dicha moratoria.

¿A quién va dirigida la moratoria sectorial?


Se podrán acoger a esta medida las personas físicas, trabajadores por cuenta ajena o autónomos, que:

  • Con anterioridad al 14 de marzo de 2020, sean titulares de:
    1. Préstamos o créditos con garantía hipotecaria sobre viviendas o sobre inmuebles afectos a la actividad económica (en el caso de autónomos)
    2. Préstamos personales con pagos de cuotas periódicas
    3. Que dichos préstamos no tengan incumplimientos de pago de más de dos cuotas
  • Que como consecuencia de la crisis generada por el Covid 19, se hayan visto afectados económicamente pasando a estar en situación de desempleo, por un expediente de regulación temporal de empleo, por enfrentarse a un cese o reducción de su actividad económica u otras circunstancias equivalentes.
¿Qué implica la aplicación de la Moratoria Sectorial?
  • Durante el plazo de aplicación de la moratoria el cliente beneficiario asumirá únicamente el pago de la parte de intereses del préstamo correspondiente a cada cuota, no realizándose pago alguno en concepto de capital.
  • El vencimiento del préstamo se ampliará en el mismo plazo de aplicación de la moratoria:
    • 12 meses si se trata de un de préstamo hipotecario
    • 6 meses si se trata de un préstamo personal

Una vez finalizado el plazo de la moratoria, las cuotas a abonar serán comprensivas de capital y de intereses, de acuerdo a lo pactado en la escritura de préstamo.

En el supuesto de que el cliente beneficiario tenga concedida la moratoria legal (ya sea la hipotecaria o la no hipotecaria), podrá acogerse a la moratoria sectorial hasta un plazo que sumado al de dichas moratorias legales no exceda de los plazos máximos de 12 o 6 meses previstos anteriormente

¿Qué requisitos se deben cumplir?


Para poder acceder a la moratoria sectorial es necesario que se cumpla alguna de las circunstancias indicadas a continuación:

  • Que como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 el deudor pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario o profesional, sufra una pérdida de sus ingresos o una caída de sus ventas de al menos el 40%.
  • Que como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria:
    1. Con carácter general, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM).
      •  IPREM Mensual (2020): 537,84€ X 14 pagas = 7.529,76€
      •  Importe máximo de ingresos: 7.529,76€ x 3 = 22.589,28€
    2. Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada hijo a cargo en la unidad familiar (0,15 veces en el caso de unidad familiar monoparental).
    3. Este límite se incrementará en 0,1 veces el IPREM por cada persona mayor de 65 años miembro de la unidad familiar.
    4. En caso de que alguno de los miembros de la unidad familiar tenga declarada discapacidad igual o superior al 33 por ciento, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cuatro veces el IPREM, sin perjuicio de los incrementos acumulados por hijo a cargo.
    5. En el caso de que el deudor hipotecario sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental, o con discapacidad intelectual, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento, o persona con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocida igual o superior al 65 por ciento, así como en los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral, el límite previsto en el subapartado i) será de cinco veces el IPREM.


En caso de moratoria hipotecaria:

  • Que la cuota hipotecaria, más los gastos y suministros básicos supongan, al menos el 35% de los ingresos netos percibidos por los miembros de la unidad familiar.
  • Que la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas, de forma que, el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta, se haya multiplicado por, al menos, 1,3.
Cómo solicitar la moratoria sectorial


Si cumple los requisitos indicados solo se tienen que seguir los siguientes pasos:



IMPORTANTE: Para el supuesto de que haya solicitado con anterioridad una moratoria legal, únicamente deberá aportar aquella documentación que no haya sido aportada con anterioridad.

Si tiene cualquier duda, contacte con su gestor.
Una vez recibida toda la documentación procederemos a la comprobación y estudio de la misma. Recibirá respuesta en un plazo máximo de 30 días.

Documentación que se debe acompañar con la solicitud

  • Para trabajadores por cuenta ajena, certificado de desempleo o de haberse visto afectado por un ERE o ERTE con posterioridad al 14 de marzo de 2020.
  • En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, el certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado, con posterioridad al 14 de marzo de 2020.
  • Respecto a las personas que habitan la vivienda:
    • o Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
    • o Certificado de empadronamiento**, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
    • o Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Solicitud de moratoria sectorial
  • En caso de no poder aportar alguno de los documentos indicados, se deberá presentar una declaración responsable del deudor/es relativa al cumplimiento de los requisitos mencionados en la que se incluya en su caso, la justificación de los motivos que le impiden su aportación..


Tras la finalización del estado de alarma y sus prórrogas se dispondrá del plazo de un mes para la aportación de los documentos que no hubiese facilitado.

Plazos de solicitud y Concesión

Se tramitarán las solicitudes realizadas por los clientes beneficiarios del presente Acuerdo Sectorial desde el 6 de abril de 2020, hasta el 29 de junio de 2020, facilitando respuesta en un plazo máximo de 30 días desde la presentación de la solicitud.

El Banco contactará con los clientes para acordar la mejor forma de proceder a la firma de la novación modificativa de su préstamo.

En el caso de que la instrumentación de la moratoria así lo exija, el cliente deberá comparecer en Notaria al objeto de formalizar la correspondiente novación de la Escritura de Préstamo Hipotecario.